Actualidad | 24 ENE 2019

Garitano recupera la esencia vasca

El entrenador vizcaíno ha dado un vuelco a dinámica del Athletic desde su llegada: suma más puntos en siete partidos bajo su dirección que en los primeros 14 encuentros de LaLiga Santander.

Gaizka Garitano fue nombrado entrenador del Athletic Club el pasado 4 de diciembre, asumiendo el cargo tras un periodo dubitativo bajo las órdenes de Eduardo Berizzo, quien solo había conseguido que los leones sumaran una victoria liguera en las primeras 14 jornadas. Desde entonces, cuatro victorias y tres empates en siete partidos consecutivos han relanzado al club de Bilbao a las posiciones de permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

Athletic Club sin Garitano: 11/42 puntos, 14GF – 23GC (-9 goles)

Athletic Club con Garitano: 15/21 puntos, 8GF – 3GC (+5 goles)

Este renovado Athletic Club practica un fútbol más reconocible para sus aficionados: se organiza bajo un   1-4-4-2 y basa su juego en el control del espacio, sin otorgar tanta importancia a la posesión del balón. Este plan de juego provoca repliegues defensivos más férreos y sólidos, mientras que ofensivamente se busca el gol a través de asociaciones rápidas y verticales, habitualmente centrando desde los costados desde diferentes alturas o saliendo al contragolpe.

Algunos de los jugadores más beneficiados por la llegada de Gaizka Garitano son Yeray, Capa o Córdoba, tres hombres que no habían contando con la confianza plena del anterior cuerpo técnico y que, sin embargo, son tres de los más utilizados por el entrenador vasco. Además Dani García, quien fuera el bastión del mejor SD Eibar de Garitano, ha dado un paso adelante en el centro del campo bilbaíno, fruto de la confianza depositada por el técnico.

Pero si hay alguien del Athletic Club que ha elevado sus prestaciones con el cambio de entrenador ese es Iñaki Williams. El ariete vasco tiene las cualidades idóneas para brillar en determinados contextos que propicia el planteamiento de Gaizka Garitano, representando una amenaza constante a la espalda de las defensas rivales para las transiciones rápidas, incluso con golpeos de Yuri o Iñigo Martínez desde la primera línea.

En otros contextos, con rivales que también plantean partidos cerrados que requieren transiciones lentas, Gaizka Garitano ya ha enseñado cuál será su principal baza ofensiva: el uso permanente de centros laterales buscando a Aduriz y Raúl García dentro del área. Será en esta clase de partidos cuando Muniain o el recién llegado Ibai ganarán importancia a la hora de generar espacios entre líneas y destruir el orden defensivo de los adversarios.

© LaLiga - Año 2019

Se habla de: Gaizka Garitano, Athletic Club, Análisis, LaLiga Santander, LaLiga