Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 23 DIC 2013

La mística no cambia de barrio

A pesar del traslado que ha experimentado el Athletic, el nuevo San Mamés sigue siendo inexpugnable.

El 26 de mayo, en la 37ª jornada de la Liga BBVA 2012/13, un solitario gol de Juanlu dio la victoria al Levante UD en el último partido oficial disputado en el viejo San Mamés. Muchos aficionados del Athletic Club vieron en aquel traspié una premonición nada halagüeña.

Pues bien, han pasado casi siete meses desde el encuentro de despedida de la 'Catedral' y el Athletic no podría ser más feliz en su nuevo feudo. Tras el traumático adiós a la portería de Ingenieros y la de Misericordia, son nueve los encuentros que se han disputado en el nuevo estadio, y en ninguno de ellos ha hincado la rodilla el conjunto local.

La retahíla de partidos sin perder en el nuevo San Mamés comenzó en la cuarta jornada, después de que el Athletic se impusiera a CA Osasuna en Anoeta mientras se apuraba la puesta a punto de su nuevo estadio. Aquel día de la cuarta fecha, los de Ernesto Valverde se impusieron 3-2 al RC Celta de Vigo y comenzaron otra idílica comunión con los suyos.

El siguiente en sucumbir al encanto del nuevo museo futbolístico construido a orillas de la ría del Nervión fue el Real Betis Balompié. Aquella noche, en la sexta jornada del campeonato, los goles de Óscar de Marcos y Mikel San José dieron la vuelta al tanto inicial de Jorge Molina para los andaluces. Ese día se sintió por primera vez la magia en San Mamés Barria.

Ya en el mes de octubre, el Valencia CF se convirtió en el primer equipo que no salía de 'El Botxo' con las manos vacías. El conjunto dirigido por entonces por Miroslav Dukić rascó un 1-1 gracias a un gol de penalti del argentino Éver Banega. Dos semanas después, el Villarreal CF sucumbió 2-0 merced a los goles de Mikel Rico y Aritz Aduriz.

El Elche fue el tercer equipo de la Comunidad Valenciana en visitar San Mamés en el décimo mes del año y, al igual que el Valencia, rascó un punto en la capital vizcaína. David Lombán y Aaron Ñíguez pusieron a los ilicitanos con dos goles de ventaja, pero Markel Susaeta y Aduriz salvaron un punto para los rojiblancos.

Como no podía ser de otra forma, el Levante fue el siguiente en probar suerte en el nuevo verde bilbaíno. Con un viejo conocido de la parroquia local en el banquillo, el equipo de Joaquín Caparrós se postulaba como el primer triunfador visitante en San Mamés, pero los goles en la segunda parte de Rico y Aduriz confirmaron otra remontada local, para delirio de una grada que ansía la finalización completa del fondo oeste.

Los números como local del Athletic ya empezaban a asustar, y entonces llegó la prueba de fuego, el partido que pondría a prueba la mística y el espíritu del nuevo feudo. El líder FC Barcelona arribaba a orillas del Nervión con la intención de poner fin a esa espectacular racha de los locales, pero el tanto de Iker Muniain en el 70' prolongó el estado de euforia en Bilbao.

Ya en la 17ª jornada de la Liga BBVA, los tantos de San José y Rico hicieron doblar la rodilla al Rayo Vallecano de Paco Jémez. Por si todo esto no fuese suficiente, el Celta de Vigo sucumbió 4-0 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, dejando en evidencia que la mística no atañe solo a la competición liguera, haciéndose casi más evidente en el torneo por excelencia del Athletic.

© LaLiga - Año 2013

Se habla de: Athletic Club, Copa del Rey, Liga BBVA, LaLiga