Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 12 MAR 2016

Intercambio de golpes en Vallecas

El Rayo Vallecano se adelantó con un tempranero gol de Zé Castro, pero el Eibar replicó con un tanto de Escalante para llevarse un punto del feudo madrileño.

Inmejorable comienzo rayista

El partido arrancó de la mejor manera posible para el Rayo Vallecano. El cuadro franjirrojo saltó al terreno de juego con intensidad y buscó poner en aprietos al Eibar con la velocidad y el desborde de Bebé. No tardó en encontrar su recompensa en el marcador, pero con otro portugués como protagonista. Fue Zé Castro quien, con un cabezazo en un saque de esquina, estableció el 1-0 a los siete minutos.

Escalante, protagonista armero

El centrocampista del Eibar fue una constante amenaza para la zaga del Rayo, sobre todo en el juego aéreo. Comenzó con un testarazo que se fue por encima del larguero, pero no perdonó en su segundo intento. A los 36 minutos hizo el 1-1 con un remate de cabeza que, esta vez sí, sorprendió al guardameta Yoel.

A unos centímetros de la gloria

Las fuerzas se equilibraron más aún en el segundo tiempo, donde ambos conjuntos lucharon por volver a desequilibrar la balanza. Ninguno lo logró, pero el Eibar tuvo una gran oportunidad para llevarse los tres puntos de Vallecas. Ander Capa se fue en carrera por la banda derecha y envió el balón al corazón del área, donde Borja Bastón no llegó por muy poco al remate.

Diez contra diez

Los infortunios protagonizaron los últimos minutos. Primero, el Rayo Vallecano tuvo que resistir con un hombre menos después de que Zé Castro abandonase el césped con problemas musculares. Posteriormente, las fuerzas se igualaron con la expulsión de Radosevic por doble amonestación.

Última ofensiva del Rayo

Los de Paco Jémez no perdieron la fe hasta el pitido final. La intensidad de los vallecanos aumentó en los últimos compases y estuvieron muy cerca de sorprender al Eibar, de no ser por una intervención providencial de Asier Riesgo. Fue en un saque de esquina con el partido agonizando, en el que Llorente acertó a rematar con la cabeza y se topó con una gran parada del meta armero para mantener el 1-1.

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: LaLiga, Liga BBVA, Rayo Vallecano, SD Eibar, Temporada 2015/16, jornada 29, Estadio de Vallecas