Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Institucional | 5 AGO 2014

Comunicado oficial de la LFP

El Departamento de Integridad de la LFP detecta un fraude a las casas de apuestas a través de un "partido fantasma".

El caso, que afecta a un supuesto partido de pretemporada entre el SC Freamunde (Portugal) y la SD Ponferradina, despertó el máximo nivel de alerta en Federbet y será puesto en conocimiento de la Policía Nacional, FIFA, UEFA y la Dirección General para la ordenación del juego, por parte de la LFP.

El Departamento de Integridad de la Liga de Fútbol Profesional, encabezado por su director, Manuel Quintanar, detectó este pasado lunes 4 de agosto un nivel de sospecha y manipulación máximo en el partido SC Freamunde - SD Ponferradina, presentado por diversas casas de apuestas como amistoso y supuestamente disputado a las 10:00 horas en un campo neutral.

El primer indicio de manipulación lo constituyó el horario fijado para el partido, además de que, a las 18:00 horas del día anterior, el SC Freamunde hubiese disputado un enfrentamiento de Liga Portuguesa ante el Portimonense.

Además, las pronunciadas variaciones ‘over’ y ‘under’ (apostar por encima o por debajo del handicap de cada apuesta) en la primera y segunda mitad, indicaron anomalías que evidenciaron la manipulación. Todas estas anomalías fueron detectadas por Federbet y puestas en conocimiento de la LFP.

El Departamento de Integridad de la LFP consultó con directivos de la SD Ponferradina que confirmaron que el supuesto partido nunca tuvo lugar y que, por tanto, se trata de una manipulación fraudulenta a los apostantes y a las casas de apuestas deportivas.

Ante estas evidencias, el Departamento de Integridad de la LFP procederá a dar el debido parte a UEFA, FIFA, Policía Nacional y la Dirección general de la Ordenación del juego. Este no es un caso de ‘Match-Fixing’ como tal, pero sí de fraude económico, y el compromiso de la LFP por el uso legal de las apuestas y la protección de los clubes y SADs afiliados hace obligatoria la denuncia pública de este caso.

© LaLiga - Año 2014