Reportaje | 25 OCT 2018

El Real Valladolid es un camaleón

El equipo vallisoletano es el conjunto más en forma de LaLiga Santander tras conseguir 13 puntos de los últimos 15 posibles gracias a su capacidad para mutar su disposición y adaptarse a toda clase de escenarios.

Pucela está reviviendo un sueño: vuelve a competir de tú a tú con los mejores equipos del mundo en LaLiga Santander. Sergio González se hizo cargo del Real Valladolid el pasado mes de abril cuando estaba situado 11º en LaLiga 1l2l3 y, en poco más de seis meses, ha conseguido ascender al equipo a la máxima categoría y situarlo en 6ª posición tras nueve jornadas disputadas.

A pesar de un inicio titubeante tras sumas dos puntos de los primeros 12 posibles, los pucelanos han virando el rumbo y son actualmente el equipo con la mejor racha de LaLiga Santander durante los últimos cinco partidos tras sumar 13 puntos de los últimos 15 posibles, incluyendo cuatro victorias consecutivas. No han recibido gol desde el pasado 27 de septiembre, acumulando tres encuentros con su portería a cero (dos de ellos fuera de casa).

                            Sergio González con el R. Valladolid: 12V – 5E – 4D; 33GF y 18GC

Hay siete jugadores que han partido siempre como titulares en las cuatro victorias consecutivas: el portero Masip, la zaga defensiva al completo con Nacho, Calero, Olivas y Moyano, los dos mediocentros Alcaraz y Míchel, y el centrocampista lateral Toni Villa. Leo Suárez, Óscar Plano -lesionado-, Antoñito o Borja están dentro del grupo de confianza del técnico para las posiciones del centro del campo, recayendo la responsabilidad de encabezar el ataque en Duje Cop o Enes Ünal.

Partiendo de los siete jugadores destacados anteriormente, Sergio González completa el resto del once eligiendo sus piezas en función de la localía y/o el rival. Cuando debe ser más ambicioso, como se vio en los partidos del Real Valladolid en el José Zorrilla ante Levante y Huesca, forma sobre el césped con un esquema 4-4-2 en el que Cop y Ünal se juntan en el ataque pucelano.

Sin embargo, en otras ocasiones como en el Estadio de la Cerámica y el Benito Villamarín el entrenador catalán opta por un solo delantero para sumar otro centrocampista y formar un 4-5-1 que asegure más empaque y equilibro, introduciendo otro centrocampista que aporte manejo de balón, sacrificio físico y lectura táctica. Tanto visitando a Villarreal como Real Betis dejó su portería a cero y ganó con un gol de uno de sus centrocampistas.

Su buen rendimiento defensivo convierte al Real Valladolid en el único equipo junto al Atlético de Madrid que ha sido capaz de dejar su portería a cero en cinco de los nueve encuentros, y solo el equipo de Simeone (5) ha encajado menos goles que los pucelanos (6) en LaLiga Santander. Ofensivamente, a pesar de que no logró anotar un solo gol en los primeros cuatro partidos, fue capaz de invertir su inercia y ha goleado en los cinco encuentros siguientes.

Dentro del apartado individual, los canteranos Calero -central- y Toni -centrocampista lateral-, ambos nacidos en 1995, están demostrando en su primera experiencia en LaLiga Santander que tienen habilidad y actitud para jugar al máximo nivel. Por su parte, Rubén Alcaraz, un mediocentro con capacidad para dirigir el juego y voluntad para sufrir defensivamente, está aprovechando con creces su primera oportunidad en la máxima categoría del fútbol español a sus 27 años: es el máximo pasador del equipo (324), el hombre que más dispara (18), el jugador que más faltas recibe (25) y comete (15); por otro lado, es el segundo máximo recuperador de toda LaLiga Santander (79), solo por detrás de Éver Banega (80).

© LaLiga - Año 2018

Se habla de: R. Valladolid CF, LaLiga Santander, Sergio González, Estadio José Zorrilla, rubén alcaraz