C.A. Osasuna vs. AD Alcorcón

16 DIC 2018

C.A. Osasuna vs AD Alcorcón

Estadio: Estadio El Sadar
Dirección: C/ Sadar, s/n, Pamplona (Navarra)

Datos de interés

Categorías:

AC Hotel Ciudad de Pamplona ****
Hoteles

Calle de Iturrama, 21, 31007 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 26 60 11
Web: marriott.com

Aeropuerto de Pamplona
Transporte público

Carr. del Aeropuerto, 5, 31110 Noáin, Navarra


Teléfono: 913 21 10 00

Alquiler Vehículos: Europcar
Alquiler de vehículos

Blanca De Navarra Hotel, Avda. Pio Xii N.43, 31008 Pamplona


Teléfono: 948 17 25 23

Alquiler Vehículos: Hertz
Alquiler de vehículos

Barrio la Morea s/n, 31191 Pamplona, Navarra


Ayuntamiento de Pamplona
Lugares de interés

Plaza Consistorial, s/n, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 42 01 00
Web: www.pamplona.es/

Bar Zolina
Restaurante

Calle Zolina, 31006 Pamplona, Navarra


Canalla
Vida nocturna

Av. de Bayona, 2, 31011 Pamplona, Navarra


Teléfono: 679 21 98 71
Web: canalla.es

Casa Albero
Restaurante

Calle Zolina, 3, 31006 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 24 64 95
Web: casaalbero.es

Castillo de Olite
Lugares/acontecimientos destacados fuera ciudad

Plaza Carlos III El Noble, 31390 Olite, Navarra


Teléfono: 948 74 12 73
Web: guiartenavarra.com

Catedral de Santa María la Real de Pamplona
Lugares de interés

Calle Curia, s/n, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 22 56 79
Web: catedraldepamplona.com

Centro Comercial y de Ocio ITAROA
Compras/Comercio

Calle Intxaurdia, 5, 31620 Huarte, Navarra


Teléfono: 948 35 73 30

Ciudadela de Pamplona
Lugares de interés

Av. Ejército, s/n, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 42 09 75

Clínica Universidad de Navarra
Servicios de urgencia

Av. de Pío XII, 36, 31008 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 25 54 00
Web: www.cun.es

Eat N Bucket
Restaurante

Calle Tajonar, 37, 31006 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 57 53 26

El Txoko del Sadar
Restaurante

Calle del Sadar, s/n, 31006 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 24 44 87

Estación de Autobuses de Pamplona
Transporte público

Calle Yanguas y Miranda, 2, 31002 Pamplona, Navarra


Frontón Labrit
Deporte y Salud

Calle Juan de Labrit, S/N, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 22 60 75
Web: pamplona.es

Hospital de Navarra
Servicios de urgencia

Complejo Hospitalario de Navarra, Calle de Irunlarrea, 3, 31008 Pamplona, Navarra


Teléfono: 848 42 22 22
Web: pamplona.es

Hotel Bed4You ***
Hoteles

Carretera de Zaragoza, Km 3, 31192 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 29 28 08
Web: bed4uhotels.com

Hotel Blanca de Navarra ***
Hoteles

Avenida Pío XII, 43, 31008 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 17 10 10
Web: hotelblancadenavarra.com

Hotel Holiday Inn Express ***
Hoteles

Area Comercial Galaria, Calle R, 111, 31192 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 29 32 93
Web: www.ihg.com

Hotel Zenit Pamplona ****
Hoteles

Parque Comercial Galaria, Calle X, 1, 31191 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 29 26 00
Web: pamplona.zenithoteles.com

Información de Turismo de Pamplona
Información adicional sobre ciudad

Calle San Saturnino, 2, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 42 07 00

Jardines de la Taconera
Lugares de interés

Calle de la Taconera, 6, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 42 03 53

Kaleangora
Restaurante

Calle Tajonar, 29, 31006 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 15 23 00
Web: kaleangora.es

Mirador Caballo Blanco
Lugares de interés

Redin, s/n, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 21 15 04

Monumento a Los Caidos
Lugares de interés

Plaza de La Libertad, 12, 31004 Pamplona, Navarra


Web: www.pamplona.es

Pabellón Anaitasuna
Deporte y Salud

Calle Dr. López-Sanz, 2, 31011 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 25 49 00
Web: anaitasuna.com

Parada de Autobús
Paradas transporte mas cercanas

Parada: Calle Sadar. Líneas: 11, Línea especial Fútbol


Plaza de Toros de Pamplona
Lugares de interés

Paseo Hemingway, s/n, 31002 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 22 10 59
Web: feriadeltoro.com

Plaza del Castillo
Lugares de interés

Plaza del Castillo, s/n, 31001 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 42 01 00
Web: pamplona.es

Policia Municipal de Pamplona
Servicios de urgencia

Calle Monasterio de Irache, 2, 31011 Pamplona, Navarra, Navarra


Teléfono: 948 42 06 40

Restaurante El Bodegón del Sadar
Restaurante

Calle del Sadar, 31006 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 23 13 05
Web: elbodegondelsadar.com

Sala Enter
Vida nocturna

Av. de Bayona, 45, 31011 Pamplona, Navarra


Teléfono: 948 25 47 75

 

Noticias


Actualidad | 20 MAY 2019

Osasuna vuelve a LaLiga Santander

Dos años después, el conjunto navarro regresa a la mejor liga del mundo a falta de tres jornadas para la conclusión de LaLiga 1|2|3.

Previa | 2 NOV 2018

Osasuna quiere ponerle freno al líder

El Málaga CF visita El Sadar en un encuentro entre dos históricos que aspiran a estar en lo más alto de la clasificación de LaLiga 1l2l3.

Ver más noticiasCargando...
 

Comparador

VS
Clasificación
PuntosPosición
Partidos
JugadosGanados PerdidosEmpatados
Tarjetas
AmarillasRojas
Goles
MarcadosEncajados
Faltas
RecibidasCometidas
Juego
DisparosPases

Ciudad

Pamplona y su comarca se encuentran en un cinturón montañoso con una altitud en torno a los 1.000 metros. Los más cercanos a la ciudad son San Cristóbal (892 metros), Campamento (528), Badostáin (590), Tajonar (668), Gazólaz (534), Errakobide (466), Santa Lucía (470) y el Cascajo (450). Los ríos que discurren por Pamplona son Arga, Elorz y Sadar, pero también cuenta con regatas como Santa Lucía, San Macario, Lezkairu, Garitón de Ripalda o la de los Viveros Municipales.

 


Historia

Rodeada de montañas, la llanura de la cuenca de Pamplona ha favorecido siempre el asentamiento del hombre. En las terrazas del río Arga se han localizado herramientas de piedra que nos remontan unos 75.000 años atrás. Hacia el primer milenio a. C. ya existe un primer poblado de vascones bajo la ciudad actual, orignen del nombre Iruña, en vascuence "la ciudad". El general romano Cneo Pompeyo Magno llegó en al año 75 a. C. y fundó la ciudad según el modelo urbanístico romano. Le dio su nombre, Pompaelo, y acentuó su función de enlace estratégico entre la península y Europa.

Entre los siglos IV y IX, Pamplona cae en manos de visigodos y musulmanes. En el siglo X, los clanes nobiliarios consiguen suficiente autonomía para hacer surgir el Reino de Pamplona, nombre que le dan en homenaje al símbolo político y religioso que representa la ciudad, considerada entonces "alma de la tierra de los vascones". Durante más de trescientos años el señor de la capital no fue en rey sino el obispo. El motivo fue una donación de Sancho Garcés II Abarca en gratitud a Dios por la ayuda frente a los musulmanes y que fue ratificada por sucesivos monarcas.

A finales del siglo XI, los monarcas de la dinastía de Aragón (Sancho Ramírez, Pedro I, Alfonso I) despliegan una intensa actividad reconquistadora y repobladora. Con la llegada de los francos o burgueses (emigrantes dedicados al comercio y la artesanía), Pamplona deja de ser un pueblo grande en torno a una catedral, pero comienzan las tensiones internas. Antes de 1100, los franceses del Midi, devotos de San Saturnino, a quien dedicaron su iglesia y el nombre del nuevo barrio, se instalan al oeste de la ciudad vieja. Así nace el Burgo de San Cernin. Estos burgueses se mantienen apartados de los antiguos habitantes navarros y los privilegios que reciben del rey en 1129 marcan todavía más las distancias.

En el siglo XII surgió también la Población de San Nicolás, en torno a una nueva parroquia, con nuevos emigrantes. En 1189 la Navarrería, en donde residían los "navarros", recibió su fuero de francos y el anexo de San Miguel. La nobleza, asentada en la Navarrería y apoyada por el obispo, reclamaba la alianza con Castilla, mientras que la burguesía de San Cernin y San Nicolás prefería la solución francesa. Los tres núcleos pelearon entre sí hasta 1423, año en que el rey Carlos III el Noble transformó los tres burgos en una sola entidad. Se edifica la Jurería, nueva casa consistorial, se crea un nuevo escudo para la ciudad y se prohibe construir más fortificaciones interiores.

Desde la conquista de Navarra y su incorporación a Castilla en 1512-1515, Pamplona se convierte en un puesto avanzado de la corona española ante Francia. El objetivo permanente de los tres siglos siguientes será el sostenimiento de la frontera ante posibles invasiones. Fortificaciones y murallas son un medio de defensa vital que, al mismo tiempo, impide el crecimiento horizontal de la ciudad. La Ciudadela y el nuevo recinto amurallado (siglos XVI- XVIII) dan, más que nunca, la imagen de una Pamplona - fortaleza.

A principios del siglo XVIII, la sociedad pamplonesa seguía siendo muy tradicional. Buena parte de los habitantes pertenecían a la aristocracia y al clero, casi la cuarta parte se dedicaba a la agricultura y un tercio de los vecinos eran pequeños artesanos. Solo destacaban como industrias una fábrica de paños, otra de papel y un molino de pólvora. A partir de 1750 Pamplona busca la modernización. Nueva Casa Consistorial, alcantarillado, conducción de agua corriente, fuentes, fachada de corte neoclásico para la Catedral... Una explosión urbana interrumpida por la invasión napoleónica, en 1808, que terminó con la Guerra de la Independencia (1813). Las tropas de Napoleón fueron las únicas que lograron tomar la Ciudadela.

Tras la Guerra de la Independencia, las ideas liberales se imponen en España y Navarra sufre de forma especial las consecuencias. Buena parte del Reino se decanta por los carlistas, defensores del absolutismo y del régimen foral. Pamplona, en cambio, se mantiene con los liberales, aunque parte de la población simpatiza con la causa carlista. La activa burguesía pamplonesa y la burocracia funcionarial supieron maniobrar para hallar en la reforma de los fueros (ley Paccionada de 1841) un hueco a sus ideas. A partir de 1888 comenzó la expansión urbana, con la construcción del Primer Ensanche. Los mejores arquitectos locales del momento diseñaron allí proyectos modernistas. Sin embargo, la ciudad siguió totalmente amurallada hasta 1915, año en que se destruyó parte de sus muros.

El siglo XX es el de la expansión. Crecimiento urbano, tecnológico, económico, social y cultural. Hoy Pamplona es una ciudad con una elevada tasa de servicios sociales, de oferta educativa sanitaria, de espacios dedicados al ocio, de polos de actividad industrial o de comunicaciones. En definitiva, una ciudad moderna, con alto nivel de calidad de vida.


Clima

El clima de Pamplona es de transición entre mediterráneo y atlántico. Se caracteriza por ser templado-frío, lleno de contrastes y varía de un año a otro. En general es un clima agradable, aunque se pueden registrar temperaturas superiores a los 35 grados en julio y agosto e inferiores a los 0 grados en enero. 

La temperatura media anual de la ciudad es de 12,4 grados. Los cambios de invierno a primavera y de verano a otoño no son progresivos, sino bruscos.

La media de las máximas es de 27,1 grados en agosto, el mes más cálido; la media de las mínimas es de 1,1 grados en enero, el més más frio.


Fiestas

Fiestas de San Fermín (6-14 Julio)

Evidentemente la fiesta por excelencia y la más conocida en el mundo entero es la de los Sanfermines, que dura una semana. Comienzan el 6 de Julio con el disparo del tradicional chupinazo. Al día siguiente comenzará el espectáculo inarrable del encierro, donde se sueltan los toros por las estrechas calles de Pamplona, y una muchedumbre de jovenes pamplonicas en fantástica carrera delante de los toros, se dirigen a la arena.

Por la tarde se celebrará la corrida. Este impresionante espectáculo de juego entre la vida y la muerte, de ancestral tradición y fuerza indescriptible, fue lo que tanto impresionara a Hemingway. Los días consecutivos asistiremos a la mayor explosión festiva por todas las calles de Paplona; los jovenes, ataviados con pantalón y camisa blanca junto con pañuelo rojo, corren bailan y cantan por todas las calles. Espectáculos, bailes, desfiles y toros serán protagonistas de la más excitante semana en Pamplona.

San Blas (3 Febrero)

A lo largo del año hay otras celebraciones en Pamplona, como por ejemplo las fiestas de invierno: San Blas y Santa Águeda.

Por San Blas tiene lugar un mercado de repostería típica de las fechas que se monta alrededor de la Iglesia de San Nicolás, cuyas especialidades están bendecidas para —supuestamente— aliviar los males de la garganta. Además, el 4 de febrero es el día de Santa Águeda, que se festeja con una hermosa tradición: grupos corales salen por la noche a las calles a cantar las canciones tradicionales sobre la santa, acompañados de bastones (makilas) con los que golpean el suelo rítmicamente.

Semana del Pincho

Entrada la primavera, una cita gastronómica que año tras año hace que miles de personas se acerque a Pamplona a descubrir y disfrutar de las delicias de la gastronomía en miniatura en la Semana del Pincho de Pamplona. Una cita obligada para todo amante de la gastronomía.

Semana Santa 

Pasado el desenfreno de los carnavales llega a Pamplona la Semana Santa. La Procesión del Santo Entierro, en el Viernes Santo, tiene justa fama por la espectacularidad de los pasos. Más adelante, ya durante el verano y pasados los Sanfermines, el día 8 de septiembre se celebra el Privilegio de la Unión, acto mediante el cual se conmemora un hecho histórico que configuró la ciudad de Pamplona tal y como es en la actualidad.

San Fermin Txikito (25 Septiembre)

San Fermín es de nuevo recordado el 25 de septiembre en la fiesta de San Fermín de Aldapa, en el barrio de la Navarrería; se trata de una especie de “sanfermines en pequeño”, con eventos especiales para los niños y en los incluso se canta su propio “pobre de mí”.

San Saturnino (29 Noviembre)

Posteriormente, el 29 de noviembre Pamplona honra a San Saturnino con actos institucionales y un desfile en el que no faltan los clásicos gigantes.

Nochevieja

Para finalizar, Pamplona despide el año con una curiosa tradición nacida hace unas pocas décadas: la Nochevieja de Carnaval en Pamplona, cuando la tradición hace que cientos, miles de personas recorran el Casco Antiguo de Pamplona con disfraces a cual más original.


Rutas

Ciudadela y Murallas

El complejo defensivo pamplonés constituye uno de los ejemplos mejor conservados de arquitectura militar en la península. La mayor parte de su extensión se puede recorrer y es, sin duda, una de las mejores formas de visitar la ciudad. Debido a su situación estratégica, los baluartes nos muestran bellas vistas de los barrios periféricos y de los montes que rodean la ciudad. Los paseos por la muralla son tranquilos, ideales para perderse y disfrutar del entorno y la compañía. La grandiosidad de las estructuras nos habla de otras épocas, de batallas claves en la historia, de Pamplona como ciudad fronteriza. La Ciudadela y el parque que la rodea, la Vuelta del Castillo, es una de las zonas más especiales de la capital, un precioso parque amurallado en el corazón de la ciudad. Puede aprovechar la visita a la Ciudadela para entrar en alguna de las muestras de arte moderno que suelen exponerse en algunos de sus edificios, como la sala de Mixtos o el Polvorín.

Parque Fluvial del Río Arga y Jardines

El parque fluvial del río Arga, afluente del río Aragón, que a su vez lo es del Ebro, constituye, con su millón de metros cuadrados, una de las zonas verdes más importantes de la ciudad. Su discurrir paralelo al curso del agua recorre los puentes históricos más importantes: Magdalena, San Pedro (el más antiguo de Pamplona), Rochapea y Santa Engracia. Los meandros se alejan y acercan a la ciudad, configurando un paseo de alto valor paisajístico para paseantes, cicloturistas e incluso aquellos que practican deportes de remo. El ambiente urbano de intramuros contrasta con la flora autóctona recuperada y el entorno campestre. Durante el camino de pueden identificar fresnos, sauces, alisos, tilos, endrinos… que conforman un entorno ideal a pocos metros de la capital navarra. Este paseo es una buena forma de observar la ciudad desde el exterior. Puede recorrerlo a pie o en bici, íntegramente o sólo alguno de sus tramos; sus merenderos son un sitio perfecto para disfrutar de un buen día de campo sin alejarse demasiado de la ciudad.

Camino de Santiago

Pamplona es la primera ciudad del popular Camino Francés. A unos cientos de kilómetros se encuentra Santiago, la meta del viajero, que aún tendrá que atravesar pequeños pueblos, mesetas vacías, ciudades y agrestes caminos para conseguir su fin, llegar a la tumba del Santo. Esta ruta por la ciudad llevará al visitante por el recorrido habitual del peregrino a su paso por Pamplona, desde que cruza el Arga por el Puente de la Magdalena, hasta los templos y calles medievales de la vieja ciudad. Los puntos más representativos, las iglesias y su simbología jacobea. Una ruta para ponerse en la piel del peregrino por un día y recorrer el trecho del Camino que atraviesa el enclave pamplonés. El Camino de Santiago recorre la parte más antigua de la ciudad, su centro histórico. Esta es una buena oportunidad para perderse por su intrincado urbanismo medieval y su pavimento adoquinado y para disfrutar de su oferta comercial y hostelera.

Monumentos

Esta ruta nos permite conocer la evolución de la ciudad a través de su arquitectura más emblemática. Estilos arquitectónicos, señorío, religiosidad, zonas administrativas, de encuentro… Una de las mejores maneras de entender la idiosincrasia de una urbe es visitar sus edificios más representativos, mezclarse con la gente, observar sus quehaceres, disfrutar de la espectacularidad de los espacios, de la magnificencia de los blasones y de los estilos constructivos de distintas épocas. En esta ruta encontrará las iglesias más simbólicas, incluida la catedral; los palacios nobiliarios en mejor estado de conservación, con sus escudos blasonados; los museos y los edificios administrativos más importantes, además de algunos puntos clave en la vida de la ciudad. No pierda la oportunidad de recuperar fuerzas, mientras realiza la ruta, en alguno de los múltiples establecimientos hosteleros de la ciudad. No hay mejor excusa para hacer un alto en el camino que degustar un pincho y un vino navarro


Gastronomia

Verduras

Las verduras ocupan un lugar privilegiado en la gastronomía navarra. Tiernas y frescas, son cocinadas de diferentes maneras y entre todas las variedades destacan las alcachofas (mejor si son de Tudela y preparadas con almejas), las habas, el cardo y la borraja. A este respecto, entre las especialidades culinarias elaboradas con productos de la huerta navarra sobresalen la menestra de verduras, el pisto, la piperrada (pimientos y tomate), y el gazpacho navarro, así como la ardanzopa o zurrukutun, sopa elaborada con los caldos sobrantes de las verduras. Los cogollicos de lechuga, los tiernos espárragos y los pimientos del piquillo son también imprescindibles en cualquier menú típico de Pamplona.

Legumbres

Entre las legumbres son muy apreciadas las alubias rojas y las pochas, cocinadas con rabo de cerdo o con codornices. Por su parte, la riqueza micológica de Navarra proporciona setas y hongos de gran valor culinario que se consumen tanto sólos como acompañando a otros guisos.

Carnes

Dentro de las carnes, son famosos sus chuletones, tanto de buey como de ternera (a poder ser de Navarra), el cordero en chilindrón, las magras con tomate, las manos de cuto, los menudicos (paticas y tripas de cordero acompañadas de sangrecilla), el gorrín asado (cerdo pequeño) y el zikiro jate (cabrito capado, asado con leña de haya). Aunque propias del valle del Baztán, en Pamplona también es posible degustar baztanzopas, una variante de las migas de pastor cocinada con grasa de carnero y verduras. Por su parte, los Sanfermines son un buen momento para probar un estofado de toro o alguno de los guisos que tienen la carne de este animal como elemento principal, tales como rabo de toro estofado, pata de toro con pimientos, chuletas de novillo bravo a la cazuela o rabadillas a la parrilla. Esta carne es tan apreciada durante las fiestas que para satisfacer la demanda los mercados de Pamplona se abastecen también con reses lidiadas en otras ferias.

Mención aparte merece la caza, aunque los guisos dependerán de la temporada. Entre la caza mayor destacan los platos de jabalí, gamo, corzo y ciervo, mientras que la caza menor ofrece una variada carta a base de conejos, faisanes, liebres, palomas, perdices, becadas, tordos, patos, ansarones tórtola y codorniz. Otro plato muy preciado son los caracoles, con perejil, en salsa de tomate o de ajos.

Pescado

En lo que se refiere a los platos de pescado, el salmón del Bidasoa se prepara con setas o guisado con verduras. No desmerecen tampoco las truchas a la navarra (fritas con jamón), las anguilas con pochas, la merluza a la navarra (lomos de merluza rellenos con setas) y a la koskera, los chipirones en su tinta, el besugo asado, las kokotxas o las chipas y madrillas fritas o en tortilla. El ajoarriero (bacalao) es otro de los platos genuinamente navarros y se cocina de múltiples maneras, con leche, con langosta, encebollado, o con piperrada.

Respostería

También en los postres Pamplona es un compendio de la repostería navarra. Los postres de leche, los quesos y la repostería tradicional compiten en popularidad, aunque algunas fechas hacen que la balanza se incline en favor de algunas especialidades como los roscos por Reyes, las tortas de txantxigorri y los roscos bendecidos por San Blas, o los buñuelos y los huesos de santo el 1 de noviembre. Los canutillos, los chandríos, las coronillas, la goshua y la costrada son otros ejemplos de la repostería clásica que se puede degustar en Pamplona. Para probar una auténtica cuajada o gaztanbera, elaborada en los tradicionales kaikus de madera con piedras muy calientes, habrá que salir de la capital navarra, lo mismo que para tomar una sopacana (sopa dulce hecha con leche, azúcar, canela, y manteca de capón o gallina). Otros postres de leche propios de la región como las torrijas o leche frita se pueden encontrar en cualquier restaurante de la ciudad. Y también se puede degustar una amplia variedad de quesos, especialmente los elaborados con leche de oveja, entre los que se encuentran dos variedades con denominación de origen: Roncal e Idiazábal.