Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 29 SEP 2014

Una cantera sinónimo de ilusión

El Sporting, único conjunto invicto hasta el momento en la Liga Adelante, ha logrado formar un equipo competitivo que se sustenta en la juventud y calidad de la Escuela de Mareo.

Esfuerzo, dedicación, ilusión y esperanza. Estos cuatro ingredientes definen a la perfección la identidad y mentalidad del Real Sporting de Gijón, equipo que ha comenzado de forma inmejorable la Liga Adelante 2014/15.

El conjunto asturiano ha formado un equipo que lleva el auténtico sello de la Escuela de Fútbol de Mareo, apostando por la juventud, la calidad y el descaro de muchos de los jugadores de la prolífica cantera sportinguista. Los resultados no se han hecho esperar, ya que el equipo gijonés es cuarto en la clasificación tras haberse mantenido invicto en las seis primeras jornadas con un balance de tres victorias y tres empates.

Mareo, fuente inagotable de talento

Cuatro jugadores del Sporting B se han incorporado esta temporada al primer equipo: Álex Menéndez, Julio Rodríguez, Carlos Castro y Jony Rodríguez. Además, el también canterano Juan Muñiz ha regresado a la disciplina rojiblanca tras su cesión al CD Mirandés.

Junto a ellos, otros jóvenes sin ficha de la primera plantilla están llamando con fuerza a las puertas del éxito. Es el caso de Pablo Pérez, centrocampista de 21 años que, con sus tres goles en la Liga Adelante, ha sido clave para que el Sporting se mantenga en la zona alta de la tabla. Rachid Aït-Atmane, uno de los futbolistas con mayor proyección de Mareo, es otro de los canteranos que está teniendo minutos y relevancia en el equipo.

Entre los habituales en el once de Abelardo Fernández figuran también otros jugadores formados en la cantera como Álex Barrera, Sergio Álvarez, Nacho Cases o el incombustible Alberto Lora, futbolistas ya contrastados que derrochan calidad y hacen que el conjunto asturiano forme una simbiosis perfecta.

Un líder en el banquillo

Abelardo es, sin duda alguna, el gran artífice del buen momento del Sporting. El ex futbolista tomó las riendas del equipo el pasado mes de mayo, cuando sólo restaban cinco encuentros de la Liga Adelante, y consiguió guiar a los suyos hasta la disputa del play-off por el ascenso.

Su trabajo previo como técnico del filial le hizo confiar muy pronto en los jóvenes, convirtiendo a Jony en un jugador importante o haciendo debutar como titular a Pablo Pérez en un encuentro ante el FC Barcelona B en el que el tren del play-off estaba en juego. Para esta nueva campaña, Abelardo ha hecho de la cantera la piedra angular de la plantilla sin que los asturianos perdiesen un ápice de competitividad, tal y como están reflejando los resultados.

"Trato de imponer una idea, un estilo. Creo que los chavales de Mareo son los que tienen que estar en el primer equipo. Quieren aprender, son profesionales, se cuidan y eso es muy importante. No me tienen que agradecer nada, ellos se lo ganan en el césped. Además, sé que se van a dejar la piel por el Sporting. Los pongo porque sé que me van a responder", comentó.

El Sporting del 'Pitu', apodo con el que se conoce al entrenador de 44 años, ha demostrado ser un equipo con alma ganadora que no tira nunca la toalla. Por ello, el ascenso a la Liga BBVA sigue siendo un objetivo al que los rojiblancos no piensan renunciar en ningún momento, tal y como expresó el propio Abelardo: "Somos el Sporting y la gente es ambiciosa. Hay que estar tranquilos e ir poco a poco. El ascenso es un sueño".

 

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: R. Sporting, Liga Adelante, Pablo Pérez, Jony, Alex M., Abelardo, Castro, Sergio A., LaLiga2