Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 13 OCT 2014

Un histórico que busca redención

El Real Betis disputa por 28ª la Liga Adelante buscando despejar viejos fantasmas de la temporada pasada e imponerse en una de las competiciones más igualadas del mundo.

El Real Betis tiene una cuenta pendiente con su afición. El beticismo busca recuperar la sonrisa de la mano de su equipo, un histórico del fútbol español, que esta temporada le ha tocado reconstruirse en las bases de la Liga Adelante, una de las competiciones más igualadas del mundo en donde la diferencia está marcada por un abrir y cerrar de ojos.

Para liderar este nuevo proyecto el conjunto de Heliópolis se ha hecho con los servicios del entrenador Julio Velázquez, un preparador joven, pero lleno de experiencia que cumplirá esta campaña 100 partidos dirigidos en la Liga Adelante. Su juventud, valentía, dinamismo y frescura le ha dado otra cara a un conjunto que tiene como máximo objetivo esta temporada el ascenso directo a la Liga BBVA.

"Hay que tener mucha tranquilidad porque lo importante es que al final del camino, en junio, consigamos el objetivo", expresaba Velázquez en una entrevista a LFP.es sobre su nueva aventura en los banquillos españoles. Palabras que denotan sabiduría y conocimiento, algo primordial para alcanzar el éxito.

La experiencia, principal baza

El Betis es un equipo rodado, que ha disputado competiciones europeas y que conoce de la exigencia que tiene esta temporada. La columna vertebral de la temporada pasada está prácticamente intacta, con Adán en la portería, Jordi Figueras en la zaga, Javier Matilla, N’Diaye o Xavi Torres en la medular y un Rubén Castro fulgurante que ha vuelto por sus fueros batiendo las redes del campo que pisa.

El meta madrileño ha encontrado la regularidad en el Betis, desde la portería añade tranquilidad y seguridad, algo que le ha hecho ganarse el respeto de la plantilla en su segunda temporada como bético. Gracias a su trabajo y al de la defensa, el Betis encaja pocos goles y coquetea con los puestos de arriba de la clasificación, donde toda la afición le quiere.

Los goles llevan el sello de Rubén

Todo delantero que se precie tiene el gol entre ceja y ceja, la portería tatuada en su cerebro y es capaz de buscarla en cualquier situación. Esas son, precisamente, las características de Rubén Castro, delantero canario del conjunto verdiblanco que ha comenzado la temporada en gran forma, como en sus mejores años. Siempre ha estado, nunca se ha ido y este año tiene hambre de más gloria.

Sus compañeros saben de la calidad del ex jugador de Las Palmas y Damien Perquis, central polaco del equipo, afirmó sobre él: "Delante de la portería no lo he visto mejor en mi carrera", refiriéndose a las cualidades en ataque de su compañero. Sus siete goles en las primeras siete jornadas dejan patente el hambre de gol del futbolista.

La temporada apenas comienza y por delante queda un largo camino por recorrer. Tanto cuerpo técnico como plantilla saben que lo importante es lograr el objetivo al final de las 42 jornadas, y para ello deben asentarse, demostrar ser un equipo sólido, regular, intenso y capaz de sobreponerse a las piedras que habrá en el camino. El Betis busca redención para volver a la élite y Julio Velázquez trabaja para ello. 

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: Adán, Rubén Castro, Jordi Figueras, Xavi Torres, Liga Adelante, LaLiga2