Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 8 JUL 2014

Sami Khedira, el bastión de Alemania

El conjunto teutón alcanzó las semifinales de un Mundial por cuarta vez consecutiva y buscará hacerse con el título en tierras brasileñas.

La Copa Mundial de la FIFA ha demostrado ser una caja de sorpresas. La eliminación de grandes potencias a las primeras de cambio, la irrupción de Costa Rica alcanzando los cuartos de final o la confirmación de Bélgica como un equipo a tener en cuenta para los próximos grandes torneos ha sido de lo más destacado en lo que va de torneo.

Sólo cuatro equipos mantienen intactas sus opciones de conquistar la Copa del Mundo que encumbra a una selección como la mejor del mundo para los próximos cuatro años y en tres de esos equipos hay presencia de jugadores de la Liga BBVA. Sami Khedira, centrocampista del Real Madrid CF, es un ejemplo de ello. El futbolista germano es el bastión de la selección que entrena Joachim Löw, y desde el centro del campo aporta equilibrio a la Mannschaft.

El combinado alemán alcanzó en Brasil su cuarta semifinal consecutiva en un Mundial tras haberlo hecho en 2002, 2006 y 2010. Sin embargo, el último paso es el más complicado. Sólo en el Mundial celebrado en Corea y Japón la selección germana alcanzó la final de la cita mundialista, y allí cayó derrotada a manos de la Brasil que a la postre sería pentacampeona del mundo. Doce años más tarde, el destino vuelve a unir el camino de estas dos selecciones en un gran torneo.

La selección brasileña no será un rival fácil para Khedira y sus compañeros. A pesar de las bajas de Neymar y Thiago Silva, la motivación de los locales para llevarse el título ante su afición es máxima y ante Alemania lo deberán volver a demostrar. De esos dos equipos que se enfrentaron en Corea y Japón hace más de una década sólo el delantero alemán Miroslav Klose 'sobrevive' en las filas de su selección.

Este encuentro tiene aires de final anticipada. El penúltimo paso hacia la gloria de Maracaná, algo que redondearía el año de Sami Khedira. El '6' blanco conquistó la pasada temporada la Copa del Rey y la UEFA Champions League, y de lograr alzarse con el Mundial, el 2014 del centrocampista germano de origen tunecino sería recordado por siempre pese a sufrir una grave lesión de rodilla en el primer tramo de la campaña.

 

 

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: Khedira