Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 1 JUN 2016

Remates de Champions

Está a un gol de igualar los goles que consiguió en sus cuatro temporadas anteriores, fija en el centro de la defensa, Irene Paredes, con sus tantos, ha contribuido a que el Athletic vaya a disputar la Champions nueve años después.

Hace cinco temporadas Irene Paredes llegó al Athletic. Fue en la 2011/2012 cuando inició su andadura de rojiblanca y cerca estuvo de su primer título, pero fue la primera liga para otros, para el FC Barcelona. Las de Bilbao fueron segundas, al igual que los dos años siguientes, siempre por detrás del conjunto culé. El año pasado, a mitad de temporada se anunció que el segundo puesto tenía premio: un billete de Champions. Parecía que llevaba selló rojiblanco, pero el At.Madrid Féminas se coló por delante del Athletic y se llevó la competición Europea a Madrid. Un año después, todo ha cambiado.

Nuevo entrenador, plaga de lesiones, viejos fantasmas de remontadas que acabaron con lágrimas en San Mamés pero una maquinaria tan bien engrasada que, si falla una pieza, la de sustitución encaja en el sitio sin que se note la diferencia. Y si algo falla, hay plan B, de 'Balones a Irene'. La central, gol a gol, es la segunda máxima goleadora del equipo con nueve tantos, los mismos que Erika Vázquez. EL mayor peligro de la Primera División Femenina a balón parado. De cabeza, con el pie, como haga falta. Siempre acaba en gol. El segundo palo es su terreno. Ahí no falla.

Irene Paredes lleva nueve goles (a falta de dos jornadas). Dos dobletes, al VCF Femenino y al UD Granadilla Tfe Egatesa. Ante el conjunto canario hizo los dos goles en diez minutos. Ante el Rayo marcó el único gol del encuentro, frente al UD Collerense abrió el marcador, en el derbi ante la Real Sociedad lo cerró e hizo el del medio, el segundo, ante el T. Alcaine ZGZ. Jugó todo hasta la jornada 19, pero la plaga de lesiones del Athletic también le afectó. Cuatro jornadas fuera del equipo. "Pero ya estoy bien", explica Irene a LaLiga, "después de la recaída he tenido que ir un poquito más despacio, pero ya tengo el alta. Aunque sigo con alguna molestia llevo un vendaje que me da seguridad, y a seguir". En sus cuatro temporadas anteriores, en total, había conseguido diez tantos. En esta lleva nueve.

Está a un gol de igualar en un curso los registros de cuatro años. Ella se lo toma con humor: "Con Gimbert aposté que no llegaba a siete goles y con Joseba que no alcanzaba los diez u once. Tengo que pagar un par de cenas. Una ya la he perdido, nunca he llegado a esas difras, pero las pago agustísimo, estoy dispuesta a pagar lo que sea". Lo que sea por seguir ayudando al Athletic a conseguir un título que se le resiste desde hace nueve temporadas pero que está a dos paradas. "Si no hacemos los deberes en los dos que quedan, todo lo que hemos hecho hasta ahora no servirá de nada". No se confía el Athletic, que esta vez espera ser él quien levante la liga en la última jornada: "Quedan dos partidos, en Oviedo y en Tenerife, que a priori la gente desde fuera los da por ganados, pero aquí no hay nada ganado. Cada uno está mirando lo suyo y quiere hacerlo bien contra el Athletic, así que tendremos que hacer las cosas muy bien para sacar los dos partidos adelante". Lo tiene claro Irene, es el sentir del vestuario de Lezama. El título está cada vez más cerca en un equipo que es, ante todo, eso, un equipo. 

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: fútbol femenino, Athletic Club, Athletic Femenino, Primera División Femenina, Irene Paredes