Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 31 OCT 2015

Pablo Hernández decide en Anoeta

Un disparo desde fuera del área del jugador del Celta decide un partido frenético en Anoeta en el que Agirretxe y Iago Aspas marcaron por partida doble.

Sin tregua

Si la Real Sociedad atacaba, el Celta golpeaba. Si Vela cabeceaba, Nolito disparaba desde lejos. Si Sergio Álvarez paraba, Rulli hacía una estirada. Durante todo el partido el ritmo fue trepidante. Encuentro de ida y vuelta, entretenido y divertido para el espectador. Ocasiones de gol para ambos equipos y buen fútbol durante los 90 minutos, que se decidió en sus minutos finales. 

 

Dominio realista, peligro gallego

A pesar de que ambos equipos gozaron de ocasiones claras de gol, fue la Real Sociedad la que llevo el peso del encuentro durante la mayor parte de éste. Illarramendi y Bergara se hicieron con el dominio del esférico en el centro del campo e Iñigo Martínez se mostró muy seguro durante todo el partido en el centro de la defensa. Sin embargo, cada vez que el Celta se hacía con la posesión del balón generaba peligro en rápidas contras.  

 

Agirretxe, el hombre gol de la Real Sociedad

El gol de la Real Sociedad tiene nombre: Agirretxe. Al igual que en los anteriores siete partidos, el jugador txuriurdin volvió a marcar. El primero de sus tantos sirvió para adelantar a la Real Sociedad. Un perfecto cabezazo ajustado al palo. Imposible para Sergio Álvarez. El segundo tanto, una gran jugada individual de Yuri que Agirretxe culminó desde el punto de penalti con un disparo raso. Agirretxe es el máximo goleador del conjunto donostiarra, ocho goles en ocho partidos. 

 

 

 

 

Iago Aspas y el disparo de Pablo Hernández


Duelo de goleadores en Anoeta. Por parte de la Real Sociedad Agirretxe. En el bando gallego, Iago Aspas. Sus tantos mantuvieron vivo al Celta. El primero de ellos supuso el empate. El gallego desvió con la puntera un tiro lejano. El segundo, también. Un preciso centro desde la banda encontró remate en la cabeza de Iago Aspas. Sin embargo, el héroe del Celta fue Pablo Hernández. El mediocentro se inventó un fuerte disparo desde fuera del área, a pocos minutos del final, que supuso el definitivo 3-2.  

 

 Sin ganar en casa

El conjunto dirigido por David Moyes protagonizó un gran encuentro. Sin embargo, no fue suficiente para que los blanquiazules sumasen su primera victoria en casa. La Real Sociedad suma dos empates y tres derrotas en Anoeta. Por su parte, el Celta no pierde lejos de Balaídos desde el 8 de marzo. Fue ante el Villarreal. Desde entonces, los de Berizzo suman 6 victorias y cuatro empates a domicilio.  

 

 

 

 

 

 

 

 

© LaLiga - Año 2015

Se habla de: Real Sociedad, RC Celta, Estadio de Anoeta, Liga BBVA, jornada 10, LaLiga