Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Actualidad | 28 JUN 2014

Leyendas de los Mundiales: Romário

El brasileño participó con su selección en dos mundiales. En Estados Unidos 1994 sus cinco goles fueron clave para el cuarto título mundial de la 'canarinha'.

Romário da Souza Faria, 'O Baixinho' como le llamaban en su país, es el único jugador que ha sido 14 veces el máximo goleador en distintas ligas: diez ocasiones en Brasil, tres en Holanda y uno en España. Campeón del Mundo con Brasil en 1994, Romário fue un arma letal con su selección.

El papel de su selección
Romário debutó con 24 años en una Copa Mundial de la FIFA en la edición celebrada en Italia 1990. El brasileño llegó justo a la cita tras haber sufrido una lesión esa temporada y solamente pudo disputar 66 minutos en el encuentro que enfrentó a su selección contra Escocia en la fase de grupos. Ese Mundial fue uno de los peores que se recuerdan de la 'canarinha', eliminada en octavos de final ante Argentina.

Su recorrido en la Copa del Mundo
Tras el fracaso en el Mundial 1990, Romário cosechó sus mejores años a nivel individual, especialmente la temporada 1993/94. En su primera campaña en el FC Barcelona logró alzarse con la Liga BBVA y fue el máximo goleador de la categoría con 30 dianas. Además, fue premiado con el galardón FIFA World Player.

En Estados Unidos brilló a la par que la campeona Brasil. Anotó cinco tantos, uno menos que los máximos goleadores Oleg Salenko y Hristo Stoitchkov, y logró el Balón de Oro del Mundial. La 'verde-amarela' quedó encuadrada en el Grupo B junto a Suecia, Rusia y Camerún. Estos tres combinados fueron víctimas de Romário, quien volvió a ver portería en el encuentro de cuartos de final ante Holanda. En semifinales, Brasil se reencontró con Suecia y el entonces jugador del Barcelona realizó el único gol del encuentro y metía a Brasil en una final de un Mundial tras 24 años de ausencia. El partido ante Italia ha sido hasta el momento la única final que terminó sin goles. En la tanda de penaltis Romário anotó el segundo lanzamiento, acercando a Brasil a su cuarto título.

Un antes y un después
En enero de 1995 Romário abandonó la disciplina del FC Barcelona. En el CR Flamengo sacó a relucir de nuevo su instinto goleador, lo que le volvió a abrir las puertas de la Liga BBVA. Su destino fue el Valencia CF, donde no logró triunfar y tuvo problemas con su técnico Luis Aragonés, que le dedicó la famosa frase "míreme a los ojitos cuando le hablo". Tras disputar once partidos en dos temporadas y sufrir una lesión volvió al Flamengo.

Romário no volvió a vestir la camiseta de su selección en un mundial. En 1998 una grave lesión le alejó de Francia y en 2002 el seleccionador Luiz Felipe Scolari no le convocó pese a la gran temporada que realizó en el Fluminese FC a sus 36 años. En su palmarés con la 'canarinha', además del Mundial de 1994, logró dos Copas América, una Copa Confederaciones de la FIFA y la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de 1988, donde además fue el mejor jugador de la competición y el máximo goleador.

El delantero se despidió de su selección en 2007 y del modo que mejor sabe, marcando. Ahora ha cambiado el terreno de juego por la política y actualmente es diputado por Rio de Janeiro.

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: Liga Adelante, Valencia CF, FC Barcelona, LaLiga2