Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Institucional | 9 FEB 2015

Las ligas española y portuguesa denuncian ante la Comisión Europea la prohibición de los TPO de la FIFA

La denuncia por infracción de las normas de competencia de la Unión Europea puede acarrear una sanción millonaria a la FIFA e indemnizaciones a los clubes, jugadores y terceros perjudicados.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Liga Portuguesa de Futebol Profissional (LPFP), han denunciado ante la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea el acuerdo adoptado en diciembre por la FIFA que prohíbe la participación de terceros en los derechos económicos de los jugadores de fútbol, conocido como TPO ("Third Party Ownership").

La denuncia argumenta detalladamente que esta prohibición vulnera las normas de defensa de la competencia del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), además de las libertades fundamentales de establecimiento, prestación de servicios, trabajo y circulación de capitales.

En virtud de la jurisprudencia del Tribunal General de la Unión Europea, las asociaciones deportivas como la FIFA constituyen operadores económicos a los efectos de la aplicación de las normas de competencia, y sus acuerdos y normas internas deben respetar dichas normas.

La prohibición de los TPO constituye un acuerdo económico que restringe la libertad económica de los clubes, jugadores y terceros sin ninguna justificación ni proporcionalidad. Esta prohibición perjudica a los clubes, principalmente aquellos con menores recursos económicos, impidiendoles compartir con terceros los derechos económicos de los jugadores profesionales que militan en sus filas, y gestionar de forma más prudente sus obligaciones financieras. Esta prohibición también perjudica la formación de docenas de jugadores, cuyas carreras profesionales se han apoyado en los medios humanos, técnicos y económicos de terceros. Por último, esta prohibición excluye totalmente a los terceros de la gestión de derechos económicos de futbolistas, una actividad que llevan realizando legítimamente en la inmensa mayoría de ligas profesionales del mundo hasta la fecha.

Esta restricción de la libre competencia infringe el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea sobre la prohibición de acuerdos anticompetitivos y el artículo 102 del TFUE sobre el abuso de posición dominante de la FIFA, así como de otras libertades fundamentales de la UE.

La LFP y la LPFP confían en que la Comisión Europea actúe con celeridad, iniciando el pertinente expediente sancionador contra la FIFA y anulando la prohibición de los TPO. Esta anulación permitirá a todos los perjudicados por ella en la UE reclamar las indemnizaciones económicas pertinentes contra la FIFA. Las denuncias y demandas contra la prohibición mundial del TPO pueden extenderse a otros países fuera de la UE.

Las Ligas se reservan la posibilidad de entablar otras acciones legales contra la FIFA, incluyendo las demandas pertinentes ante los tribunales.

La defensa legal de la LFP y la Liga portuguesa está siendo coordinada por un amplio equipo de juristas liderado por Jean¬Louis Dupont y Javier Berasategi, juristas de reconocido prestigio con una amplia trayectoria en el ámbito de las normas europeas y de competencia.

© LaLiga - Año 2015