Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Actualidad | 30 JUN 2015

La resurrección y confirmación de los recién ascendidos

Tres de cuatro equipos que ascendieron a la Liga Adelante en la temporada 2014/15 firmaron una gran temporada y vivieron un curso de ensueño sorprendiendo a propios y extraños.

La temporada 2014/15 de la Liga Adelante comenzó con cuatro nuevos equipos, que habían llegado a la categoría tras un año sufrido en Segunda B. La UE Llagostera, el CD Leganés, el R. Racing C. y el Albacete B. comenzaban una campaña en la que debían luchar por lograr la permanencia ante equipos de gran nombre en el fútbol español y tres de ellos demostraron de qué material están hechos, aunque el Racing tuvo la permanencia en sus manos hasta la última jornada de la Liga Adelante.

La UE LLagostera, gran sorpresa de la temporada

Siete ascensos en los últimos nueve años eran el preludio perfecto para el gran curso que firmó la UE Llagostera. El equipo catalán hacía su debut en la Liga Adelante y lo refrendó con su 9ª posición y 57 puntos que hablan de la gran gestión de cuerpo técnico y jugadores. La solidez defensiva fue la gran baza de este equipo, que tuvo en René Román la sobriedad que necesita un guardameta.

Aunque los primeros meses de competición comenzaron con gran incertidumbre debido a una mala racha de resultados entre septiembre y octubre, el crecimiento del equipo gerundense comenzó con la llegada de Lluís Carrillo al banquillo del equipo. El grupo comenzó a crecer exponencialmente y entre el 7 de febrero y el 17 de mayo de 2015, el Llagostera no conoció la derrota en la Liga Adelante (8 victorias y 7 empates) y encarriló su permanencia de una forma casi definitiva. Ahora, la próxima campaña, deberá refrendar su gran actuación de la mano de Oriol Alsina.

La mano de Asier Garitano se notó en el Leganés

El conjunto pepinero regresaba a la Liga Adelante tras diez temporadas en el 'infierno' de Segunda B. Un entrenador joven fue el encargado de llevar las riendas del club, que afrontaba una temporada cargado de nuevas ilusiones.

Manteniendo la base del equipo que logró el ascenso a la Liga Adelante, Asier Garitano fue capaz de conducir el rumbo de su equipo hacia una temporada tranquila y con apenas sobresaltos para terminar el año en la 10ª plaza, habiendo sumado 56 puntos. Sin duda, gran culpa de esta permanencia la tiene el mes de febrero, donde el Leganés sumó cuatro victorias en igual número de partidos y sólo encajó un gol.

Por otra parte, la solidez del equipo de Garitano en el Estadio Municipal de Butarque fue otra de las claves de un gran curso. Los madrileños sólo encajaron tres derrotas como local durante toda la temporada, haciendo de su casa un fortín hacia la permanencia.

Sampedro guio a un Albacete joven y aguerrido

Tres temporadas después de caer a la Segunda B, el Estadio Carlos Belmonte volvía a disfrutar de la Liga Adelante y de su Albacete. El equipo de Luis César Sampedro conformó un equipo joven con muchos jugadores cedidos para afrontar este regreso a la Liga Adelante con garantías de hambre. El objetivo se cumplió con creces ya que los manchegos sumaron 51 puntos y finalizaron en la 14ª posición de la tabla.

Guiados por Rubén Cruz (10 goles), Keko (6 goles), César Díaz (6 goles) o Chumbi (6 goles), el Albacete logró mantener una regularidad a lo largo de la campaña. A mitad de curso logró encadenar ocho encuentros sin perder, lo que fue el factor diferencial para que los manchegos lograran el objetivo de jugar la próxima temporada en la Liga Adelante.

© LaLiga - Año 2015

Se habla de: Albacete B., CD Leganés, UE Llagostera, R. Racing C.