Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 11 JUL 2014

George Weah, el máximo exponente del fútbol africano

El delantero liberiano se convirtió en el primer futbolista africano en ganar el FIFA Ballon d'Or pero su éxito no lo pudo trasladar a la selección.

El fútbol africano siempre ha sido una gran promesa en las Copas Mundiales de la FIFA. Sus futbolistas poco a poco se han ido abriendo camino dentro del fútbol europeo, llenando las portadas de los diarios y adquiriendo gran importancia dentro de sus clubes a nivel internacional. Uno de ellos fue, quizás, el máximo exponente el fútbol africano durante la década de los 90. George Weah es sinónimo de gol, de ganas, de electricidad y de potencia.

George Tawlon Manneh Oppong Ousman Weah fue uno de los goleadores más importantes del fútbol europeo nacido en África. Comenzó a forjar su leyenda en su Liberia natal, Camerún y Costa de Marfil antes de dar el salto al fútbol europeo en las filas del AS Mónaco. En Francia comenzó a convertirse en lo que fue: una referencia. En 1992 cambió la elástica monegasca por la del París Saint-Germain, equipo con el que tocó la gloria.

En su último año en la capital francesa, en 1995, se coronó como el mejor jugador del mundo tras conquistar el FIFA Ballon d'Or, convirtiéndose en el primer jugador africano en lograrlo tras imponerse a futbolistas como Paolo Maldini y Jürgen Klinsman. Francia fue otro escalón en su trayectoria como profesional para dar el salto a uno de los clubes más grandes de Italia: el AC Milan.

En la península itálica estuvo cinco años. Durante ese tiempo siguió agrandando su leyenda tras hacerse con una Copa de la UEFA, dos UEFA Champions League y dos títulos de la Serie A en uno de los periplos más exitosos de su carrera como futbolista profesional. Sin embargo, todos esos logros conquistados a nivel de clubes no los pudo trasladar a la selección de Liberia.

Con el combinado nacional, el futbolista africano nunca tuvo la oportunidad de jugar una Copa del Mundo. La selección nunca ha logrado llegar a una fase final de un Mundial, aunque estuvo muy cerca de conseguirlo en 2002. A pesar de todo ello, Weah es un referente futbolístico para su selección, ya que además de haber defendido su camiseta, ha sido su entrenador y ha dispuesto de parte de su patrimonio para ayudar a la evolución futbolística de 'Las Estrellas Solitarias'.

 

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: Real Murcia