Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 14 ABR 2014

El gol queda entre hermanos

Los tantos de Héctor y Momo dieron la victoria a Las Palmas en la última jornada y engordaron la leyenda de la familia Figueroa en la isla.

Todo queda en familia. Por lo menos en la UD Las Palmas, donde, este fin de semana, el equipo consiguió una importante victoria ante el Hérculs CF gracias a los goles de dos hermanos: Héctor y Jerónimo 'Momo' Figueroa. Dos representantes de una saga que va unida al conjunto canario desde hace más de 30 años y que sigue dando alegrías a la isla.

El primero fue su padre, Jerónimo que, además de jugar con el filial, inculcó a sus hijos la pasión por el fútbol y el gen 'amarillo'. Hoy, esos chavales que crecieron en las gradas del Estadio de Gran Canaria hacen soñar a la afición con una temporada de ensueño y el ascenso a la Liga BBVA. Una ilusión que no hubiera sido posible sin los tres puntos que sumaron esta jornada y que, casualidad o destino, llegaron gracias a los tantos que anotaron Héctor y Momo. 

El primero marcó desde el centro del área tras un pase de la muerte de Asdrúbal, y el segundo, de penalti en el minuto 66. Dos dianas que, además, sirvieron para remontar un encuentro que el Hércules rompió nada más comenzar, en el minuto 2, gracias a la picardía de Adrián Sardinero. 

Héctor viene de la cantera del conjunto canario y, tras deleitar a la Segunda División B en la UD Las Palmas Atlético, esta temporada -con 2 goles en 6 partidos- se ha ganado un puesto en el vestuario que dirige Sergio Lobera. No ha sido tarea fácil pero lo ha conseguido. En él comparte confidencias con su hermano mayor, más experimentado en lo que a luchar por la promoción se refiere. Momo ha pasado, entre otros equipos, por Xerez CD y Real Betis Balompié, y con ambos clubes llegó a la Liga BBVA tras jugar varias campañas en la Liga Adelante. 

Pero aún hay más. La saga de los Figueroa no termina con los dos jugadores de moda del cuadro canario. David, de 27 años, llegó a debutar con la Unión Deportiva, pero ahora defiende la elástica del Villa Santa Brígida en Tercera División. Por detrás de todos ellos también destaca otro deportista: Víctor. A sus 15 años, prefiere el baloncesto y anima a sus hermanos desde la grada. Quizá el curso que viene lo haga como un aficionado más de la Liga BBVA. 

 

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: UD Las Palmas, Héctor Figueroa, Momo