Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Actualidad | 26 JUN 2016

España se reencuentra con el rival ante el que todo cambió

Justo ocho años después de su triunfo ante Italia en los penaltis de los cuartos de final de la Eurocopa de 2008 que inició una época dorada para el fútbol español, ambas selecciones se vuelven a ver las caras en el torneo con muchas cuentas pendientes.

La historia del fútbol nos ha permitido disfrutar de muchos duelos entre España e Italia a lo largo del tiempo, algunos de ellos memorables, pero uno quizá decisivo en el devenir de los éxitos de la selección española en los últimos años. Fue en 2008 en el estadio Ernst Happel de Viena, donde España se impuso al combinado italiano en los cuartos de final de la Eurocopa gracias a una tanda de penaltis agónica que cambió la historia del fútbol español.

Ese penalti anotado por Cesc Fàbregas acabó con la fatalidad que había perseguido a la selección española durante décadas y colocó por fin a España en las semifinales de un gran torneo 24 años después. Atrás quedaron la eliminación en penaltis ante Bélgica en el Mundial de 1986, ante Inglaterra en la Eurocopa de 1996 y ante Corea en el Mundial de 2002. Frente a Italia se rompió esa maldición y a partir de ahí todo cambió. De la mano de Luis Aragonés, el combinado español se quitó los complejos y acabó conquistando esa Eurocopa asombrando con su fútbol.

Ahí se inició un ciclo espectacular para la selección española en el que Italia tendría un papel protagonista. Solo dos años más tarde, ya con el relevo de Vicente del Bosque en el banquillo, España conquistó su primer Mundial en Sudáfrica, aunque en esa ocasión no se cruzó con Italia, ya que la entonces defensora del título cayó eliminada en la fase de grupos. Sin embargo, la España de Del Bosque revalidaría su título en la Eurocopa de 2012 después de enfrentarse a Italia en dos de sus seis partidos en el torneo.

Esa Eurocopa 2012 comenzaría con un igualado duelo entre ambas saldado con un empate 1-1, pero mucho más desequilibrado estuvo su enfrentamiento en la gran final del torneo, en la que España se impuso por un brillante 4-0 para conquistar su tercer gran título consecutivo, cerrando, de momento, un ciclo que había empezado precisamente ante el combinado italiano.

El buen sabor de boca de España en sus duelos ante Italia seguiría un año después en la Copa Confederaciones de la FIFA, ya que una vez más se impuso en los penaltis al conjunto transalpino después de un tenso duelo y una larguísima tanda de lanzamientos en Brasil.

Después de varios partidos amistosos entre ambas en los últimos años con resultados dispares, ambas selecciones se vuelven a ver las caras en los octavos de final de Eurocopa de Francia, en el que será un capítulo más de la gran rivalidad futbolística entre los dos países. En 2008 la mentalidad de la selección española cambió para siempre con las paradas de Iker Casillas y el decisivo penalti de Cesc Fàbregas, y ahora los de Vicente del Bosque buscan un nuevo triunfo que les acerque un poco más al que sería su tercer título consecutivo de la Eurocopa.

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: UEFA EURO 2016, Eurocopa 2016, España, Italia, Cesc Fàbregas, Eurocopa 2012