Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 21 ENE 2016

En el Transportes Alcaine todo queda en familia

Llegaron por insistencia de un amigo y ya suman once años en la Primera División Femenina, conoce la historia de la familia Alcaine al frente del club aragonés.

"Tenemos cuerda para rato". Hace 19 años, la familia Alcaine llegó al fútbol femenino. El responsable fue David Magaña, actual asesor deportivo, que convenció a su amigo Carlos Alcaine: "Fue el que nos metió el gusanillo del fútbol femenino y nos acabó enganchando". Así llegaron en 1997 a un equipo de liga territorial al que empezaron a ayudar. Pero contra todo pronóstico, ese equipo, con el que poco a poco la familia Alcaine iba adquiriendo más compromiso, ascendió a la Primera División Femenina en la temporada 2004/05.

Con Carmelo Alcaine en la presidencia y su hijo Rubén en la vicepresidencia, sin apenas fichas de fútbol femenino en Aragón, frente al Rayco de Canarias eterno favorito al ascenso, un gol de Silvia Meseguer dio el ascenso al Transportes Alcaine"Fue como soñar despiertos, lo hemos conseguido", fueron dos de las frases más repetidas en la familia en aquella época. 

El compromiso de los Alcaine con el fútbol femenino ya estaba tan arraigado que sufrieron en primera persona los dos primeros años en la máxima categoría femenina: "Es el periplo que hay que pasar, estuvimos coqueteando con el descenso, pero después tuvimos siete años muy buenos con dos finales de Copa de la Reina". Difícil quedarse con un momento entre los 19 años de historia. Mejor elegir cinco deportivos, uno por cada miembro de la familia (no hay que olvidar a Elena, mujer y madre de los Alcaine, y a Olga, que ha visto cómo sus hermanos llevaban su apellido por el fútbol femenino).

El primero, por ser el inicio de una aventura que suma ya once años de manera ininterrumpida en Primera División, es el gol de Meseguer en el Pedro Sancho. El gol del ascenso.

El segundo y el tercero van de la mano. Son las dos finales de Copa de la Reina. Una final en La Romareda, ante 10.000 personas, con el RCD Espanyol como rival. La otra, en Madrid, ante el FC Barcelona. El título no llegó, pero sí el subcampeonato.

El cuarto, el más crucial de la historia reciente. Otro gol, de otra canterana, Marta Cardona marcó en Mallorca el gol que aseguraba la permanencia. Fue en la última jornada de la pasada temporada. Victoria por 0-1 y el Transportes Alcaine, una vez más, seguiría en Primera División.

Y el quinto, en el que no hay títulos en juego ni puntos. Era diferente. El Transportes Alcaine viajó en 2013 a Guinea Ecuatorial. Allí jugaron, contra la selección local, ante más de 25.000 personas en el Estadio de Bata.

El Transportes Alcaine se define como un club muy familiar. Pero no solo por el apellido. Familia aragonesa, donde hay un objetivo claro: acercar el fútbol femenino a los colegios, institutos, centros... que todas las niñas de Aragón puedan soñar con ser futbolistas. Y para ellos es fundamental que exista un equipo en Primera División. Con jugadoras que sean referentes. 

Parte de esa familia Alcaine, aunque no compartan apellido, son todo el cuerpo técnico. Desde Alberto Berna, que lleva nueve años al frente de la primera plantilla, hasta todos los entrenadores de la cantera: Victor C.,  Ainhoa, Javi,  Miguel,  Victor G y David G. Su trabajo es fundamental para que el equipo se pueda mantener año tras año en la máxima categoría con jugadoras "de casa". "Los fichajes son un plus", reconocen desde el club, "fichamos 3-4 jugadoras de fuera con el objetivo de que aporten un extra a la plantilla que tenemos aquí".

La permanencia es el objetivo principal. La Copa de la Reina el sueño que algún Alcaine ya pronuncia en voz alta mientras que otro prefiere no nombrar antes de tiempo. Pero tampoco se olvidan del objetivo de recuperar la plaza en Segunda División que se perdió la pasada temporada, después de siete años en la categoría.

"Tenemos cuerda para rato". Un proyecto al que se sumaron por insistencia de un amigo. Un apellido que ha dado la vuelta a España ligado a un club de fútbol femenino. Pero no tienen reparo en cederlo: "Estamos trabajando en una vía que dé nombre al equipo. Estamos abiertos a sponsors que quieran poner su publicidad en las vallas, pantalón, camiseta o incluso dar nombre al club". Porque detrás el trabajo seguirá siendo familiar, coordinando todo, llevando las relaciones institucionales, tratando con los medios de comunicación, buscando patrocinadores... y potenciando el fútbol femenino en Aragón, porque "llegamos por amistad, pero el fútbol femenino engancha".

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: Transportes Alcaine, Primera División Femenina, fútbol femenino, T.Alcaine ZGZ