Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 13 MAR 2016

El Sevilla se lleva un duelo vibrante y sueña con la cuarta plaza

El equipo andaluz venció por 4-2 al Villarreal en un precioso partido con mucho en juego y enlazó una espectacular racha de 13 victorias consecutivas como local en la Liga BBVA.

La importancia de Gameiro
El duelo en Sevilla fue vibrante desde el primer minuto. Ambos equipos sabían de la importancia del partido en la lucha por tratar de alcanzar un puesto en la próxima UEFA Champions League y ambos salieron a por la victoria. Las ocasiones llegaron desde el principio, pero la movilidad y la presencia del francés Kevin Gameiro marcaron la diferencia para que el Sevilla se adelantara en el marcador. El delantero se plantó solo frente a Alphonse Aréola tras una sensacional jugada personal y cuando lo tenía todo para marcar, cedió el balón a su derecha para que fuera su compañero Vicente Iborra el que hiciera el 1-0.

Bakambu golpea dos veces
Gameiro estuvo cerca del 2-0 con dos claros remates de cabeza que envió fuera, pero el Sevilla perdonó y el Villarreal se lo hizo pagar. El congoleño Cédric Bakambu comenzó a aparecer y a crear el pánico entre la defensa local. Primero empató el partido solo seis minutos después del gol de Iborra con un preciso remate dentro del área tras una buena jugada de Antonio Rukavina, y solo unos instantes después hizo el 1-2 con un potente remate cruzado después de un bonito pase de Adrián López. Este era el gol número 10 en la Liga BBVA del jugador del Villarreal.

 

Un golpe de fortuna
El Villarreal se había hecho con el control del partido, pero la situación cambió al inicio de la segunda parte. El Sevilla salió con mucha intensidad y presionando muy arriba, y eso hizo recular al Villarreal. En uno de esos ataques, Yevhen Konoplyanka envió un centro al área y el defensa Víctor Ruíz despejó el balón con la mala suerte de que su despeje se introdujo en su propia portería, un golpe de suerte que permitió empatar al conjunto andaluz.

El misil de Konoplyanka
El ucraniano Konoplyanka estaba muy activo en la segunda parte, creando muchos problemas al Villarreal por el costado, pero cuando más daño hizo fue gracias a una internada hacia el centro. Konoplyanka recibió el balón, avanzó con él hacia el centro y realizó un impresionante disparo con efecto desde fuera del área que sorprendió a Aréola y completó la remontada del Sevilla. Poco después de hacer el 3-2 el extremo tuvo que marcharse lesionado.

Un triunfo para soñar
El Villarreal trató de reaccionar y buscar el gol del empate, pero el Sevilla se mantuvo firme en defensa a pesar de terminar el partido con diez jugadores por la expulsión de Éver Banega  e incluso sentenció el partido con un gol a la contra de José Antonio Reyes en el tiempo añadido. Este era el 13º triunfo consecutivo en casa en la Liga BBVA del Sevilla, una racha espectacular que le deja quinto a solo cinco puntos del Villarreal. Con este triunfo el Sevilla puede permitirse soñar con una cuarta plaza que el Villarreal parecía tener asegurada hace unas jornadas.

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: Liga BBVA, Sevilla FC, Villarreal CF, Konoplyanka, Vicente Iborra, Bakambu, LaLiga