Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 24 MAY 2015

El Betis ya es nuevo equipo de la Liga BBVA

El conjunto verdiblanco jugará la próxima temporada 2015-16 en la máxima categoría del fútbol español tras una gran campaña en la Liga Adelante.

40 jornadas han tardado los sevillanos en conseguir el ansiado objetivo, si bien el Real Betis ya está nuevamente donde se merece. Tras un comienzo irregular, alguna que otra duda y muchos goles después, el equipo verdiblanco es, un año después, nuevo equipo de la Liga BBVA para la temporada 2015-2016.

Con todo, los números han dado la razón finalmente al esfuerzo y a la gran campaña de los sevillanos. Tras la victoria en la jornada 40 de los verdiblancos, los de Pepe Mel se quedan, a falta de dos encuentros, con 84 puntos, seis por encima del segundo clasificado, el Girona FC. Los andaluces le tienen ganado su golaveraje particular a los catalanes, por lo que los béticos ya son campeones de la Liga Adelante tras vencer al AD Alcorcón y consiguen, así, el ascenso matemático a la Liga BBVA.  

Así pues, toca dejar la calculadora de lado para celebrar el fin de un camino que comenzó nueve meses atrás. Los verdiblancos iniciaron la temporada en la Liga Adelante, cargado de ilusiones, buenas intenciones y un solo sueño: volver a la máxima categoría del fútbol español.

Con el ascenso, el Betis jugará su temporada número 50 en la Liga BBVA

 Julio Velázquez comandó la nave bética en sus inicios, un timón que pronto, sin embargo, cambiaría de capitán. El equipo no convencía y los resultados, tan importantes en el mundo del fútbol, no llegaban: en 14 partidos, el técnico salmantino tan solo consiguió seis victorias, cuatro empates y cinco derrotas, unos números que colocaban a la entidad sevillana en sexta posición.

De esta manera, el descontento de la afición y unas estadísticas bastante justas llevaron a la directiva a darle un vuelco a la situación, con sus respectivas consecuencias: el cuadro verdiblanco despidió su entrenador, recién llegado al club en verano. Casualidad o no, el cambio surtió efecto, pues, desde entonces, el Real Betis tan solo ha perdido un encuentro de 25 partidos. Una imagen, en definitiva, que todos los aficionados béticos esperaban al comienzo de temporada. 

En esas, Juan Merino es uno de los impulsores de este cambio. El técnico del filial ocupó el lugar de Velázquez a la salida de éste y, bajo todo pronóstico, el preparador del Betis B hizo pleno con el primer equipo. Justo en su momento más bajo, el entrenador gaditano consiguió cuatro victorias en cuatro partidos que pusieron al equipo nuevamente en órbita y prepararon el terreno para lo que quedaba por venir: Pepe Mel.

La directiva verdiblanca repescaba así a uno de los artífices del último ascenso, un entrenador querido tanto por la plantilla y afición, con tal de dar el último empujón a equipo que se presuponía como favorito para ocupar la primera y segunda plaza. El Betis, tercero antes del transcurso de la jornada 19, no era el mejor equipo de la Liga Adelante, pero lo sería con el paso de las jornadas y la mano experimentada del técnico madrileño.

Pepe Mel suma 20 partidos con el Betis esta temporada y tan solo una derrota

 Con su llegada, los encuentros comenzaron a contarse por victorias y empates. Si Merino había marcado el camino, Mel tan solo enseñó a sus jugadores a seguirlo, esta vez sí, de la mano de futbolistas noveles y experimentados de la cantera. Hasta quince jornadas estuvieron los verdiblancos sin perder, quince fechas en las que los sevillanos sumaron diez victorias y cinco empates. Números de ascenso, en definitiva, que alzaron a los béticos a la primera posición en la jornada 29 y cuya racha finalizó una jornada después, en el Benito Villamarín, en un choque que acabó 1-3 favorable al CD Leganés.

Un traspié sin importancia, en resumen, porque dicho encuentro no ha tenido importancia alguna en el devenir de los béticos. Tras la derrota del cuadro andaluz en la jornada 30, los de Pepe Mel han sumado ocho victorias y un empate entre los nueve encuentros siguientes que han disputado. Nuevamente, sin dudas, estadísticas de campeón. Rubén Castro, con 32 goles y Jorge Molina, con 19, son también dos de los grandes artífices del éxito verdiblanco, lo mismo que algunos canteranos como Francisco Varela o Dani Ceballos, quienes supieron encontrar su hueco en el equipo.

Así pues, veteranía y juventud, calidad y experiencia han sido las claves de un equipo sevillano matemáticamente campeón que ha sabido combinar lo mejor de sus jugadores de la mano de Pepe Mel. Ya solo queda terminar la competición, disfrutar y esperar al año que viene, porque el Betis ya es nuevo equipo de la Liga BBVA. ¡Muchas felicidades!

© LaLiga - Año 2015

Se habla de: Real Betis, Jorge Molina, Pepe Mel, Rubén Castro, Dani Ceballos, Francisco Varela