Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 3 MAY 2016

El Atlético vuelve a hacer historia y estará en Milán

El equipo de Diego Simeone estará de nuevo en la final de la UEFA Champions League pese a perder por 2-1 ante el FC Bayern München en un espectacular partido en el que un gol de Antoine Griezmann acabó siendo decisivo.

La defensa como pilar
Desde el principio se vio claro el escenario que iba a presentar el encuentro. El FC Bayern München se lanzó al ataque desde el primer minuto acorralando a los de Diego Simeone en su área. Los alemanes atacaban sin descanso, pero la defensa del Atlético aguantaba estoicamente las embestidas locales. Oblak tuvo que salir al rescate de su equipo para evitar el primer gol del partido al detener con una gran parada un lanzamiento de Robert Lewandowski. El Atlético demostró durante todo el encuentro que cuenta con una de las defensas más fuertes de todo el continente.

Un resquicio en la muralla
El Bayern chocaba contra una muralla, pero finalmente encontró la forma de superar a Oblak en una acción a balón parado. Como si de una paradoja se tratara Xabi Alonso encontró un pequeño hueco en la barrera del Atlético en una falta al borde del área, el balón tocó en José María Giménez y superó a Oblak, igualando la eliminatoria para el Bayern.

La parada clave de Oblak
Tras el gol el Bayern seguía volcado sobre la portería del Atlético y los remates sobre la meta de Oblak se sucedían. Los de Simeone pasaban por sus peores momentos del partido y el árbitro señaló penalti por un agarrón de José María Giménez sobre Javi Martínez dentro del área. Thomas Müller tenía la oportunidad de poner tierra de por medio y complicar la eliminatoria al Atlético pero una vez más apareció la figura del esloveno Oblak para detener el lanzamiento del alemán con una parada que cambiaría el partido.

Un golpe magistral de Griezmann
El Atlético fue poco a poco adelantando sus líneas y parecía convencido de que su oportunidad iba a llegar. Así fue cuando habían transcurrido nueve minutos de la segunda mitad. El equipo de la Liga BBVA lanzó una contra, Fernando Torres puso un balón en largo entre dos defensores y Antoine Griezmann se presentó solo ante Manuel Neuer. El francés no dudó, resolvió con frialdad con un tiro ajustado al poste y puso la final en bandeja a su equipo con el que era su séptimo gol en esta UEFA Champions League.

Sufrimiento final y recompensa
El gol obligaba al Bayern a marcar dos tantos para superar la eliminatoria, pero el conjunto de Josep Guardiola no iba a tirar la toalla tan fácilmente. La respuesta llegó a falta de 16 minutos para el final con el gol de Robert Lewandowski de cabeza tras un toque de Arturo Vidal. Al Atlético le tocaba sufrir y defender con uñas y dientes la ventaja que le daba el gol marcado fuera de casa, pero se encontró con una ocasión de oro gracias a un penalti en el minuto 84. Manuel Neuer despejó el lanzamiento de Torres y el Atlético tuvo que atravesar cinco minutos más de sufrimiento para alcanzar su tercera final de la Copa de Europa solo dos años después de la última. El Bayern, por su parte, cayó eliminado por tercer año consecutivo en las semifinales a manos de un equipo de la Liga BBVA.

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: UEFA Champions League, Bayern Múnich, Atlético Madrid, Antoine Griezmann, Jan Oblak