Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 13 ENE 2015

De vuelta al lugar donde comenzó todo (y III)

Pepe Mel regresa al banquillo del Betis para resurgir al conjunto verdiblanco y devolverle a su sitio en la Liga BBVA. Superar la igualdad que hay en la Liga Adelante, el reto en el horizonte.

385 días habían pasado desde que Pepe Mel había salido del Real Betis aplaudido por la afición. Tras su breve paso por Inglaterra, el ahora nuevo entrenador del conjunto verdiblanco regresa a la que fue su casa para continuar cumpliendo su máximo objetivo: el ascenso.

Parece que nada ha cambiado desde que Mel abandonó el Betis hace poco más de un año. La comunión entre la afición y el banquillo bético ya ha comenzado a rendir sus frutos y eso se ha visto reflejado en el campo; viejos momentos de gloria aún viven en la retina de los aficionados y la ilusión poco a poco irá creciendo en el Heliópolis.

En el curso 2012-13 el Betis de Pepe Mel alcanzó la séptima plaza de la Liga BBVA

No es para menos. Bajo su tutela, el Betis pasó de jugar en la Liga Adelante a disputar la UEFA Europa League en tres años, un ascenso meteórico que aún se recuerda y que da pie a que regresar a la élite del fútbol español no sea una utopía. En su primer año en el banquillo los béticos vivieron un ascenso soñado como líderes de la Liga Adelante, con un Rubén Castro superlativo marcando 27 goles y con el equipo firmando la segunda mejor marca de puntos (83) en la competición hasta esa fecha.

Tras una temporada de readaptación a la máxima categoría, llegó el momento de aspirar a grandes cotas en la temporada. En el curso 2012-13 el Betis de Pepe Mel alcanzó la séptima plaza de la Liga BBVA por delante de equipos como el Sevilla FC y el Athletic Club, clasificándose así para la UEFA Europa League, logrando devolver al equipo al panorama europeo tras ocho años de ausencia.

En su primer año en el banquillo los béticos vivieron un ascenso soñado como líderes de la Liga Adelante

Ahora en su nueva etapa las cosas no han podido comenzar de mejor forma, en su primer envite en la Liga Adelante el cuadro bético empató sin goles frente a la AD Alcorcón para después imponerse de forma soberbia en el Estadio Benito Villamarín, al Tenerife (3-1). En ese triunfo, fue precisamente uno de sus grandes baluartes, Rubén Castro, quien brilló para darle su primer triunfo en esta nueva etapa en el club andaluz.

Sacar lo mejor de su delantero estrella, algo que ya fue fundamental en su primera etapa, se antoja vital para reflotar las esperanzas y el status de este equipo que quiere regresar a vivir sus mejores glorias.

© LaLiga - Año 2015

Se habla de: Pepe Mel, Real Betis, Liga Adelante, LaLiga2