Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 4 ABR 2016

Un punto para seguir creyendo

Levante y Sporting necesitaban la victoria para dar un paso importante hacia la permanencia, pero el 0-0 final propició un reparto de puntos que deja a los dos con fe y ganas de más.

Partido por la vida

La necesidad era la palabra que imperaba en la mente de los dos conjuntos. Último contra penúltimo. Ambos estaban obligados a ganar para dar un paso hacia la permanencia, y eso convirtió el choque en una lucha abierta en la que nadie quería dejarse nada al descubierto. Levantinistas y gijonenses se mostraron concentrados y a la vez ansiosos por hacerse con el juego y el marcador. Al final, ambos suman y siguen creyendo en la permanencia. 

Un Levante incisivo en la primera mitad

Fue el cuadro granota el que tuvo el poder en la primera mitad y quien obligó a defender y presionar a los sportinguistas. La pólvora en ataque se volvió mojada con el paso de los minutos. Y no sólo por la lluvia que caía sobre el Ciutat, sino porque, a pesar de todas las ocasiones que crearon, los levantinistas no consiguieron que el balón entrase en la portería. 

La lluvia condicionó el choque

El agua provocó un partido de idas y venidas en el que el balón discurría por el terreno de juego y obligaba a ambos conjuntos a mantenerse activos y no dejar el balón suelto en ningún momento. Los porteros también tuvieron que estar más atentos de lo normal, debido al bote del balón y a la dificultad de actuar en el área. En un partido de estas características nada podía fallar. 

Halilović, la apuesta de Abelardo

El joven croata no formó en el once titular, pero Abelardo Fernández le utilizó en la segunda mitad para abrir el campo y darle un estilo distinto al juego de su equipo: robar balones y crear más peligro era la premisa; y sorprender, el objetivo. 

La más clara, Casadesús a la cruceta

Se mostró muy peligroso el Levante en la segunda mitad, pero no consiguió abrir el marcador y el tiempo se agotó antes de que consiguieran marcar. Sin embargo, la opción más clara la tuvo Víctor Casadesús, en el minuto 77, nada más entrar al campo, cuando disparó con fuerza y estrelló el balón en la madera. 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: jornada 31, Permanencia, Levante UD, R. Sporting, Ciutat de València