Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crónica | 6 MAR 2016

El R. Betis sufrió, creció y venció

Paso de gigante de los béticos ante un Granada que era rival directo en la lucha por la permanencia. Un gol del cumpleañero N'Diaye y otro de Rubén Castro dejaron los tres puntos en un Villamarín lleno hasta la bandera.

Definición de roles en los primeros minutos

Ambos equipos dejaron sus cartas a la vista y dispusieron de las primeras ocasiones. El Betis buscó apoyarse en la verticalidad de su hombre estrella, Charly Musonda, mientras que el Granada salió más metido atrás esperando su oportunidad a la contra. 

El Arabi, protagonista

El delantero marroquí estuvo muy activo durante toda la primera mitad. Se echó su equipo a la espalda y participó en todas las acciones de ataque del conjunto granadino. En algunos momentos incluso defendió y disputó el balón en los saltos; sin embargo, las pocas oportunidades que ambos clubes tuvieron en la primera mitad, dejaron el luminoso a cero. 

Expulsión de Vargas

El equipo sevillano se quedó con diez en el minuto 53. Juan Manuel Vargas vio la segunda amarilla tras una acción sobre Rubén Rochina. La primera cartulina la vio al filo del descanso por botar una falta sin la autorización del colegiado. En el tiempo añadido, Andrés Fernández fue expulsado y dejó a Biraghi en la portería. 

Mano salvadora de Adán

Tras varias intervenciones en el primer acto, el guardameta volvió a lucirse en la segunda mitad y fue determinante en un gran disparo de David Barral que, además, llegó en un momento crítico para su equipo. Con uno menos y el Granada apretando más aún, Antonio Adán sacó una mano providencial para evitar que los nazaríes se adelantasen. 

N'Diaye y Rubén Castro desataron la locura

Cuando más peleaba el Betis, llegó el gol de un Alfred N'Diaye que, además, celebraba de la mejor manera su 26º cumpleaños. En una jugada ensayada, y a pase de Joaquín, el franco-senegalés desató la locura en los instantes finales. Después llegó Rubén Castro para firmar el 2-0 definitivo de libre directo. Estas dos dianas suponen el sexto gol a balón parado de los béticos en los últimos cuatro partidos. Dos goles que significan un paso de gigante para la permanencia. 

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: Real Betis, Granada CF, Estadio Benito Villamarín, jornada 28, Liga BBVA, Rubén Castro, N'Diaye, LaLiga