Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 9 ABR 2014

Camacho, de cabeza al éxito

Cinco goles son el mejor registro del jugador del Málaga, que se ha convertido en el principal peligro en las jugadas a balón parado tras anotar cuatro de sus tantos con la testa.

Nació en Zaragoza, juega en el centro del campo y es un goleador camuflado. Sus 1,82 metros le han dado una gran confianza en el juego aéreo y han convertido al joven Ignacio Camacho en una pieza inamovible en el esquema de Bernd Schuster.

De promesa a realidad. Camacho acumula cinco goles en lo que va de campaña, una gran ayuda para un Málaga que ha dado un paso firme de cara a la salvación. Un registro que jamás había conseguido en su carrera deportiva y en la que aún le quedan seis episodios para firmar unos números brillantes.

Camacho es un centrocampista cortado por un estilo defensivo, lo que le da mayor mérito a todo su éxito. Su primer tanto lo hizo en el Estadio Martínez Valero, donde otorgó los tres puntos a su equipo en la victoria por 0-1 frente al Elche CF. No fue fruto de la casualidad cuando el pasado 21 de marzo marcó un doblete contra el RC Celta de Vigo: uno de los tantos fue de cabeza, ambos en jugadas a balón parado. Doble golpe moral sobre un rival directo de cara a la permanencia en la Liga BBVA.

Ya no es una sorpresa que sea uno de los jugadores más difícil de parar en el juego aéreo. Y buena muestra de ello la dejó en su último partido contra el Granada CF. Otros dos testarazos en forma de gol pusieron al Málaga por delante. Tanto pavor causa en las defensas rivales, que el medio tuvo que ser derribado en un saque de esquina cuando iba camino de hacer un 'hat-trick', provocando un penalti para los suyos que finalmente acabaría en gol.

Tras cambiar las rayas rojiblancas por las blanquiazules, Camacho parece haberse adueñado del centro del campo del Málaga. A la Costa del Sol llegó un joven jugador del Club Atlético de Madrid en el que tras tres temporadas ha confirmado todos los buenos presagios que prometía. Seguridad y firmeza, a las que ahora añade un aspecto que hasta el momento parecía ser secreto para él: el gol.

El jugador tiene muy claro, a pesar de sus buenas actuaciones, qué es lo más necesario para su club en estos momentos: "A día de hoy las victorias son lo más importante haga quién haga los goles. Sí es verdad que estoy en un buen momento goleador, siempre he dicho que no es mi función, aunque evidentemente a los futbolistas nos gusta marcar goles y, sobre todo, si es con victoria", señaló tras el partido ante el Granada.

La etapa de madurez le ha llegado a los 23 años. No por los goles sino por el gran crecimiento como futbolista. El triunfo de Camacho no ha hecho más que comenzar. La cabeza, su gran virtud para explotar.

© LaLiga - Año 2014

Se habla de: Camacho, Liga BBVA, Málaga CF, LaLiga