Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reportaje | 6 JUL 2015

Alfredo di Stéfano, un año en el recuerdo

Este martes, 7 de julio, se cumple el I aniversario del fallecimiento de una leyenda del fútbol y LaLiga le rinde un especial homenaje con los que mejor conocían a 'La Saeta': sus compañeros en el Real Madrid.

Hoy, hace un año, nos dejó Don Alfredo di Stéfano. Una de las mayores leyendas de la historia del fútbol. Su huella en este deporte se mantiene imborrable. La 'Saeta Rubia' no sólo consiguió innumerables títulos, entre los que se encuentran cinco Copas de Europa, sino que sentó un precedente en la forma de jugar. De entender los partidos. De liderar a un equipo. De convertirse en el referente de una afición y de un deporte. Tristemente falleció hace 365 días, "y el mejor recuerdo es no olvidarle", como valora Amancio Amaro.

Su fichaje por el Real Madrid 
Su llegada al Real Madrid supuso el inicio de una época dorada y significó un cambio en la vida deportiva del club. A Amancio Amaro se le antoja fundamental para contar la historia madridista: "Alfredo marcó un antes y un después. Entre Santiago Bernabéu y él consiguieron grandes éxitos y situaron al Real Madrid como el mejor equipo del mundo".

Su compañero de viaje durante muchos años, Paco Gento, tiene claro lo que supuso la aparición del hispano-argentino: "Si no llega a ser por Di Stéfano el Madrid no hubiese conseguido tantos títulos como logró". Santamaría, por su parte, reconoce la capacidad de la 'Saeta Rubia' para escribir con letras de oro su propia historia. "Llegó en el momento oportuno y cambió el fútbol. Era un juego veloz, pero le faltaba la técnica y picardía que Alfredo traía de Sudamérica".

 

Grandes capacidades físicas y técnicas
"Era un portento físico, bueno con las dos piernas, de cabeza, el más rápido, y encima vivía los partidos. Ni pestañeaba. En el terreno de juego demostró que era el número uno a nivel mundial. Era un hombre de unas características increíbles, un verdadero portento físico", así lo definía Ignacio Zoco.

Sus capacidades eran excelsas, pero su carácter era ejemplar: "Exigía a todos sus compañeros el esfuerzo y el sacrificio que él hacía. Era un jugador que defendía, organizaba y que marcaba goles. Por eso llegó a tener la admiración y el reconocimiento mundial", cuenta Amaro. Gento descubrió en Di Stéfano un enorme futbolista, pero sobre todo, un hermano mayor. Alguien del que aprendió muchas cosas: "Hacía cosas que jamás había visto. Fue un maestro para mí. No sólo era admirado por su técnica sino por su carácter luchador y perseverante".

"Alfredo nunca se rendía. No se dejaba asustar por el rival, así que siempre sacaba las situaciones complicadas adelante. La picardía y la improvisación eran sus mejores virtudes", valoraba Santamaría.

Espíritu competitivo
Muchos compartieron su vida futbolística con él, aunque sus compañeros de vestuario eran los que mejor le conocían. Todos ellos coinciden en la mejor virtud de Di Stéfano: su espíritu competitivo. "En el terreno de juego era un ganador nato. Su temperamento le ayudaba a tener una actitud de triunfo", señala el defensa José Emilio Santamaría. "No daba ni un partido por perdido. Un gran luchador. Una persona que transmitía esas ansias de triunfo”, recordaba Amancio Amaro.

Distancias cortas
A pesar de portar el número '9' en su camiseta, su comportamiento fuera del terreno de juego era de 10. Todavía algunos de los que fueron sus compañeros se les escapa una sonrisa al hablar de su carácter. "Era simpático, muy dialogador. Entrañable a más no poder", dice Ignacio Zoco. Amaro, en la misma línea, lo valora como un hombre cercano: "En las distancias cortas era un buen comunicador, divertido con sus anécdotas y su vida. Una persona muy entretenida".

Un grato recuerdo
Llegamos al final de este recorrido por la historia y el legado que nos ha dejado Don Alfredo, pero no si antes enmarcar una de las frases que nos dejó Ignacio Zoco: "Es un hombre que vivirá siempre. Permanecerá en la memoria de todos los que le vieron jugar al futbol y que les guste este deporte".

© LaLiga - Año 2015

Se habla de: Alfredo di Stéfano, Di Stéfano, Real Madrid