Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EXPERIENCE | 22 FEB 2016

Gracias a la #LigaBBVAExperience he cumplido un sueño de niño

Impresionante, única, excelente, vibrante, emocionante, atractiva, deliciosa, humana, inolvidable... Jamás podía imaginar que un simple concurso me haría vivir una de las mejores experiencias de mi vida.

Ya de vuelta a casa no dejo de pensar en todos los momentos que he vivido en Málaga. El Tour por La Rosaleda me dejó sin palabras. Pude sentir la vida de un club legendario, pude ver el primer autobús del Málaga, que tiene más de 70 años y dicen que todavía funciona. Y la ciudad, ¡qué ciudad tan bonita y tan acogedora! En todos los restaurantes los camareros eran amables, serviciales y siempre estaban contándonos leyendas e historietas de allí.
 
Al principio dije delicioso para describir esta experiencia porque mi paladar aún saborea el pescado frito, o 'pescaito frito' que dicen en el sur de España. Es un auténtico manjar. Comimos quisquillas, almejas, pulpo, rabo de toro, el famoso jamón serrano (un placer bajado del cielo), queso, vino... Lo confieso, vuelvo a casa con algún kilito de más y con una bolsa llena de comida típica de la zona para evitar la nostalgia durante los primeros días...
 
El partido fue tremendo. Durante el calentamiento, tuve a tan solo dos metros de mí a Kameni. Yo creo que le di suerte para detener luego el penalti... Cuando estaba realizando sus ejercicios de portero tan cerca de mi, pensé: ¡esto es puro fútbol, esto es único! Yo sabía que la visita del Real Madrid era una cita importante para los malagueños. Y eso me quedó claro con el precioso mosaico del estadio que recibió a los dos equipos en su salida al césped.
 
Piel de gallina, emoción al máximo nivel. El partido fue un partidazo, marcó Cristiano Ronaldo, siempre viendo sus goles por la tele y ahora era yo el que daba saltos de alegría. Con el penalti parado por Kameni, la grada estalló; yo juraría que los aplausos y gritos llegaron hasta mi casa. ¡Os lo dije, le di suerte! Esos 90 minutos siempre estarán en mi retina, es el fútbol que siempre había soñado ver y estaba viéndolo en directo.
 
Si tuviera que elegir el mejor momento del fin de semana, elegiría uno muy especial. Fue el domingo por la mañana, horas antes del partido. Estuvimos tapeando en un bar donde se reúne la afición malaguista antes del partido. Allí hablamos con unos aficionados jóvenes, que nos pintaron la cara de azul y blanco y que nos enseñaron el himno del club.
Casi un centenar de aficionado  cantando en pleno centro de Málaga el himno de su corazón. Nos unimos al himno y acabamos todos cantando. Fue algo único, una verdadera experiencia. Compartieron con nosotros su cultura, su comida, sus costumbres, su buen humor, su salero... 
 
Han sido tres días intensos, llenos de fútbol, de aventuras, de conversaciones, de momentos para compartir nuestra cultura con el resto de fans. Si yo hubiera pensado mi viaje ideal habría sido este. Ha sido completísimo, y todo gracias a un concurso. LaLiga ha hecho realidad una experiencia que siempre quise vivir.
 
Me gustaba LaLiga, veía muchos partidos cada fin de semana, pero después de este fin de semana ¡ya no me pierdo ninguno! Solo me queda decir: ¡gracias #LigaBBVAExperience, gracias LaLiga!
 
Los sueños se cumplen...

 

© LaLiga - Año 2016

Se habla de: Liga BBVA Experience, BBVA Experience, Málaga, Relaciones internacionales LaLiga, aficionados, LaLiga